La historia

En migraciones épicas, ¿por qué seguir adelante?

En migraciones épicas, ¿por qué seguir adelante?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Con el tiempo, las culturas humanas tienden a migrar naturalmente, influenciadas por varios factores de empuje y atracción. De acuerdo con el modelo de migración de la gravedad y específicamente el concepto de decaimiento de la distancia, muy pocos de estos desplazamientos ocurren a largas distancias. Esta teoría ayuda a explicar por qué tenemos culturas regionales dominantes en lugar de una mezcla completamente entrópica.

Como los pueblos de Athabaskan que se muestran en el mapa de arriba, algunas identidades culturales han sobrevivido a caminatas de miles de millas. La evidencia lingüística muestra que los navajos y los mexicas tienen raíces muy al norte de sus países de origen moderno. Ciertamente, se mezclaron con los pueblos vecinos a lo largo del camino, pero sus idiomas aún reflejan esos parentescos particularmente lejanos. Para permitirse un pequeño sesgo de supervivencia, no muchas culturas lograron hacer caminatas tan épicas mientras mantuvieron sus identidades.

Las masas críticas de cada grupo aparentemente tenían motivos para seguir avanzando incluso al cruzar zonas climáticas enteras. Tengo curiosidad por este comportamiento, ya que me resulta difícil imaginar que alejarme de los enemigos y encontrar nuevas fuentes de comida requeriría tanto viaje.

¿Cómo pueden persistir los factores de empuje o de atracción a distancias tan grandes?


La gran migración: viaje que reformó Estados Unidos

Es una migración sin igual en la historia de Estados Unidos. A mediados del siglo XX, más de 6 millones de afroamericanos dejaron atrás todo lo que sabían en el sur y se dirigieron hacia el norte, el medio oeste y la costa oeste. En su búsqueda de trabajo, educación y oportunidades, cambiaron la cultura de la nación.

Esa "Gran migración" es el tema de un nuevo libro de Isabel Wilkerson, ex jefa de la oficina de Chicago del New York Times. En El calor de otros soles, Wilkerson cuenta las historias de Ida Mae Brandon Gladney, George Starling y Robert Foster. Todos comenzaron sus vidas bajo las leyes de Jim Crow del Sur y tomaron la decisión de buscar una vida mejor en Chicago, Nueva York y Los Ángeles.

Huyendo de la injusticia

Ida Mae Gladney se fue de Mississippi a Chicago en 1937. La esposa de un aparcero no estaba feliz recogiendo algodón, dice Wilkerson. Pero la razón principal por la que los Gladney se fueron fue porque un primo fue golpeado casi hasta la muerte por un robo que no había cometido.

"Su esposo fue a su casa y le dijo: 'Esta es la última cosecha que estamos haciendo', y se fueron al norte", le dice Wilkerson a Guy Raz de NPR.

Cuando Ida Mae y su esposo George llegaron a Chicago, les resultó difícil establecerse. No tenían las habilidades para encontrar trabajo en la ciudad. George terminó cargando hielo por cuatro y cinco tramos de escaleras en los pisos de agua fría de Chicago, e Ida Mae hizo trabajos domésticos esporádicos antes de que finalmente encontrara trabajo como asistente de hospital.

"Realmente les tomó décadas ubicarse antes de poder permitirse comprar una casa en el lado sur de Chicago", dice Wilkerson.

Agitando en medio de los árboles de cítricos

La historia de George Swanson Starling, otro personaje del libro de Wilkerson, es bastante diferente. Starling vino de "la estación sin rasgos distintivos de las plantaciones de cítricos y los moteles de una estrella" entre Georgia y Orlando, Florida, dice Wilkerson. Era un lugar de "alguaciles sureños engreídos, recolectores con exceso de trabajo, médicos raíz, estafadores de piscinas, contrabandistas, predicadores idiotas".

Aunque era un estudiante sobresaliente, Starling tuvo que dejar la escuela para encontrar trabajo. Consiguió un trabajo en Florida como recolector de cítricos, pero se metió en problemas cuando habló sobre cómo él y sus compañeros de trabajo estaban siendo maltratados. Comenzó a hacer campaña por salarios más altos y mejores condiciones.

"Y al hacerlo, se topó con ese sistema de castas en el que no se consideraba apropiado que las personas de su casta hicieran eso", dice Wilkerson. "Y los dueños de las arboledas se enojaron y él tuvo que irse de Florida básicamente por su vida".

Starling se mudó a Nueva York en 1945.

Isabel Wilkerson ganó un premio Pulitzer como jefa de la oficina de Chicago del New York Times. Joe Henson / Random House ocultar leyenda

Isabel Wilkerson ganó un premio Pulitzer como jefa de la oficina de Chicago del New York Times.


Problemas incluso después del viaje

Cuando recién llegados como Starling y Gladney llegaban al norte, no siempre era con una cálida bienvenida.

"A menudo se dice que los inmigrantes, una vez que llegan, son los primeros en querer cerrar la puerta a los recién llegados", dice Wilkerson.

Los afroamericanos que ya estaban en esas ciudades del norte a veces resintieron la llegada de los recién llegados, no muy diferente a la difícil situación que enfrentan los inmigrantes hoy en día.

Tomó tiempo encontrar su lugar en las principales ciudades del norte y el oeste, pero los sureños que se quedaron terminaron combinando elementos de su antigua cultura, la música y el folklore, con las nuevas oportunidades en el norte. Y criaron a una generación de hombres y mujeres talentosos a los que Wilkerson se refiere como "los hijos de La Gran Migración".

Entre ellos se encuentran Toni Morrison, Diana Ross, Aretha Franklin, Bill Cosby, Prince, Tupac Shakur, Miles Davis, Oprah Winfrey, el dramaturgo August Wilson y muchos otros.

"Todos ellos, su trabajo fue informado e infundido por la Gran Migración, que fue en muchos sentidos sus propias historias", dice Wilkerson.

Más sobre 'El calor de otros soles':

Hoy en día, los hijos, nietos y bisnietos de estos migrantes constituyen la mayoría de los afroamericanos en el norte y el oeste. Pero muchos de ellos no conocen su conexión con el sur, dice Wilkerson.

Eso se debe en parte a que cuando sus padres o abuelos se mudaron, no tenían la intención de mirar atrás. Al igual que los inmigrantes que optan por no enseñarles a los niños su lengua materna, algunos no les contaron las historias del Sur a sus hijos por vergüenza: querían seguir adelante.

Solo recientemente, dice el autor, se están registrando las historias de la Gran Migración, a pesar de que fue más grande que las migraciones de Gold Rush o Dust Bowl.

"En realidad, abarcó tres generaciones de reporteros que no habrían podido cubrir todo el asunto y realmente comprenderlo tal como estaba ocurriendo", dice Wilkerson.

"Es mucho más fácil mirar hacia atrás y decir ¿por qué no se hizo?"


En migraciones épicas, ¿por qué seguir adelante? - Historia

Las auditorías de adecuación se llevan a cabo para evaluar la eficacia de los controles del sistema de TI e identificar áreas de desempeño u otras.

La automatización de los programas GRC implica más que solo tecnología. Esta hoja de ruta de implementación ayuda a los líderes de TI a planificar eficazmente.

La gobernanza, el riesgo y el cumplimiento es una tarea empresarial crucial, pero puede resultar costosa y llevar mucho tiempo. Aquí es donde la automatización GRC.

La demanda de monitorización y gestión de experiencias digitales está creciendo. Conocer los proveedores y productos disponibles para las empresas lo hará.

Uno de los principales factores a la hora de decidir si conservar o reemplazar los sistemas heredados es determinar el costo. Aquí nos sumergimos en cinco.

Durante una audiencia antimonopolio del subcomité del Senado, Amazon y Google afirmaron estar fabricando más sus dispositivos IoT conectados.

La conectividad de red puede hacer o deshacer una implementación en la nube. Descubra los conceptos básicos de los servicios de red de Azure con esta lista de claves.

La inteligencia artificial y la computación en la nube trabajan de la mano para mejorar varios procesos, pero la combinación de estas tecnologías viene acompañada.

AWS Outposts es un dispositivo administrado que lleva los servicios en la nube de Amazon a su centro de datos. Revise sus requisitos, casos de uso y.

Motorola ofrecerá el Moto G Stylus 5G de $ 400 como una alternativa más asequible al Samsung Galaxy Note 5G de $ 1,000.

El último sistema operativo de iPad mejora la forma en que los usuarios trabajan en aplicaciones en paralelo y les permite usar el iPad para ampliar un.

Los analistas dicen que es poco probable que el HarmonyOS de Huawei para teléfonos inteligentes y tabletas tenga éxito contra Android e iOS sin un acceso fácil.

Durante un webcast, los miembros del equipo de respuesta a incidentes de SolarWinds explicaron cómo un golpe de suerte con una máquina virtual les ayudó.

Se desconoce el impacto de los arrestos, ya que el sitio de filtración de ransomware de Clop permanece en línea después de los arrestos. La escala de la pandilla.

Zscaler analizó 1.500 redes y descubrió que los administradores están dejando los puntos básicos de entrada abiertos para los atacantes como descuidados.

La nueva matriz de almacenamiento InfiniBox SSA de estado sólido de Infinidat se basa en el mismo software de aprendizaje profundo y tecnología de caché DRAM.

La gestión eficaz del almacenamiento de datos es más importante que nunca, ya que la seguridad y el cumplimiento normativo se han vuelto aún más importantes.

El estudio de animación y publicidad Psyop pasó al trabajo completamente remoto con la ayuda de Qumulo, un proveedor de almacenamiento en la nube híbrida.


En migraciones épicas, ¿por qué seguir adelante? - Historia

Creemos que lo que navega en línea debe ser privado. Lo que navegas no es asunto de nadie, sino tuyo. Es tan simple como eso. Creemos que la privacidad es esencial para una Internet gratuita. Cuando está bajo vigilancia o está siendo rastreado, lo piensa dos veces antes de investigar ciertas ideas o visitar ciertos sitios web. A través de la autocensura internalizada, esto crea una especie de prisión en nuestras mentes. Creemos en la investigación libre, las mentes libres y una Internet gratis. La privacidad es esencial para todos esos fines.

¿Por qué debería preocuparme de que mi navegación no sea privada?

Su historial de navegación revela mucho sobre quién es usted. A menudo se incluye con sus datos fuera de línea, como sus compras, ubicación, historial crediticio e identidad personal, y estos datos se venden en intercambios de datos todos los días. Puede y se usa para determinar si puede obtener un seguro médico o de vida, qué precio cobrarle en las tiendas en línea, el estado de su solicitud de empleo y mucho más. Imagínese visitar páginas web para salir de una multa por exceso de velocidad un día y luego ver que las tarifas de su seguro de automóvil aumentan unos meses después. O visitar un sitio sobre tratamientos para la diabetes y luego solicitar pólizas de seguro médico solo para descubrir que todas no cubren "enfermedades relacionadas con la diabetes". Más allá de eso, la privacidad es esencial para la libertad de pensamiento. Si sabe que está bajo vigilancia, es mucho menos probable que investigue o exprese opiniones minoritarias. El objetivo de un sistema de vigilancia gubernamental es construir efectivamente "prisiones en nuestras mentes". Los escritores de todo el mundo ya están informando sobre los escalofriantes efectos de la autocensura de la vigilancia gubernamental. Tu navegación es personal y valiosa, protégela.

¿Las empresas realmente están usando mi historial de navegación para determinar si obtengo un trabajo o un seguro médico u otras cosas?

Si. El Wall Street Journal informa que "los precios de los sitios web varían según la información del usuario", por lo que, por ejemplo, Kim y Trude, que viven a unas pocas millas de distancia, vieron una diferencia del 10% en el precio cotizado en línea en el mismo sitio web para el mismo producto (artículo de WSJ). Los datos sin conexión se fusionan con los datos en línea y se venden a compañías de seguros y otros. El director general de una firma de análisis de datos que analiza datos en línea para compañías de seguros admite que compra comida chatarra o hamburguesas con dinero en efectivo para evitar ser etiquetado como insalubre (artículo de The Economist). Esos son solo dos ejemplos. Hay muchos, muchos más reportados por el Washington Post, el New York Times, el Wall Street Journal y muchas otras publicaciones.

¿Por qué debería usar Epic?

Cuando usa Epic Privacy Browser, obtiene privacidad en un navegador rápido y simple. Tenga una experiencia de navegación fabulosa que sea privada. Proteja su navegación y búsquedas de su ISP (en muchos países pueden vender su historial de navegación), cientos de empresas que lo siguen y gobiernos.

¿Cómo protege Epic mi privacidad?

Epic hace varias cosas para proteger su privacidad. Epic elimina de forma predeterminada todos los servicios de Google de Chromium para que su navegación no pase por los servidores de Google. Puede activar manualmente el proxy encriptado incorporado de Epic (básicamente una VPN incorporada para el navegador) en cualquier momento (es el ícono a la derecha en la barra de direcciones). Epic bloquea miles de rastreadores y widgets para que no rastreen su navegación y búsquedas en Internet. Epic tiene una preferencia de datos encriptados, por lo que siempre que sea posible, Epic lo conecta de manera segura. Epic siempre bloquea las cookies de terceros y envía una señal de no rastrearme. Epic nunca recopila ningún dato sobre su navegación o consultas de búsqueda más allá de los recuentos de datos básicos, como el ancho de banda que pasa a través de nuestros servidores o el recuento numérico de búsquedas realizadas en un día. Los servicios épicos, como el autocompletar en la barra de direcciones, son locales, por lo que lo que está escribiendo nunca se envía a ningún servidor, con la excepción de la descarga de video, que cuando se selecciona, hace ping a un servidor que operamos. Epic siempre está en modo de navegación privada o incógnito para que después de cerrar Epic, se eliminen sus datos de navegación.

¿Debería cerrar Epic con regularidad?

Sí por favor hazlo. Es útil cerrar Epic con regularidad porque esto "limpia" Epic. Epic permite cookies de origen y almacenamiento de datos HTML5 y algunas otras cosas sin las cuales la mayoría de los sitios web no funcionarían, por lo que es importante "limpiar" su navegador de todos esos datos con regularidad. Epic siempre está en modo de navegación privada, por lo que cuando cierra Epic, elimina todos los datos almacenados; a diferencia de otros navegadores, no se requiere ningún otro esfuerzo de su parte.

¿Debo iniciar sesión en Gmail cuando uso Epic?

Si está haciendo búsquedas a través de Google en Epic, le recomendamos encarecidamente que no inicie sesión en Gmail mientras usa Epic. La nueva política de privacidad de Google le permite agregar sus datos personales en todos sus servicios. Entonces, si ha iniciado sesión en Gmail, Google puede realizar un seguimiento de sus búsquedas.

¿Dónde tiene su sede Epic? ¿Qué inversores respaldan a Epic?

Nuestro equipo de desarrollo de software opera en Bangalore. Graham Holdings (antes Washington Post Company) y un pequeño grupo de inversores ángeles nos respaldan.

¿Epic proporciona total privacidad? ¿Podría la recuperación forense encontrar mis datos de navegación?

Desafortunadamente, ningún navegador ni nadie en este momento puede brindar privacidad total y eso incluye a Epic. Epic brinda la mayor privacidad posible al mismo tiempo que ofrece una experiencia de navegación rápida y normal, una excelente protección contra la vigilancia general que se está produciendo. Epic bloquea muchas, pero no todas, las técnicas y los scripts de toma de huellas dactilares. Los complementos pueden filtrar su dirección IP real y permitir que otros le tomen sus huellas digitales; esto no debería ser una preocupación para la mayoría de los usuarios, ya que no hay complementos activos de forma predeterminada en Epic. Cuando utiliza el proxy cifrado de Epic, toda su navegación pasa a través de nuestros servidores proxy cifrados, que es el único aspecto de Epic que no es privado por diseño. El nodo único hace que Epic sea mucho más rápido que las redes de cebolla, además de seguro. El navegador TOR es muy privado, pero no puede considerarse seguro, ya que muchos nodos de salida son ejecutados por hosts maliciosos. Tenga en cuenta que nunca registramos ningún historial de navegación o visitas al sitio web y hemos transmitido tanto a cada solicitud individual de las agencias gubernamentales que nos han solicitado datos. Las herramientas de software forense pueden recuperar datos de navegación incluso después de cerrar Epic, un problema que enfrentan todos los navegadores, incluido el navegador TOR. Todavía no hemos abordado este problema porque es bastante difícil y sería engorroso hacerlo a fondo, ya que muchos archivos del sistema operativo que están fuera de nuestro control pueden almacenar en caché algunos datos de navegación. En términos de otras herramientas que son resistentes a la recuperación forense y extremadamente privadas, TAILS es probablemente la más confiable (tenga en cuenta que no es fácil de configurar o usar).

¿Es Epic como mi navegador actual (Chrome, es decir, Firefox)?

Sí, pero mejor. Epic es privado y probablemente incluso más rápido. Epic se basa en Chromium, que es la misma base que el navegador Google Chrome. Dado que Epic bloquea muchos scripts de seguimiento y otras solicitudes, las páginas web generalmente se cargan más rápido en Epic. Epic siempre está en modo de navegación privada o incógnito y tiene protecciones de privacidad adicionales para evitar que lo rastreen en línea.

¿Qué tal si usas la navegación privada o el modo incógnito?

La navegación privada o el modo incógnito no impiden que nadie te rastree. Evita que alguien mire el historial de su navegador y sepa lo que navega, pero no protegerá su navegación y sus búsquedas para que no se rastreen. Su historial de navegación aún es fácilmente accesible a través de su caché dns incluso al cerrar la ventana de incógnito. Cuando busca o navega en modo incógnito, esos datos generalmente se dirigen a los servidores de Google y cientos de recopiladores de datos pueden continuar su seguimiento.

¿Qué pasa con el uso de complementos de privacidad en mi Chrome o Firefox?

El uso de complementos de privacidad no es recomendable porque los complementos pueden acceder a toda su navegación, búsquedas y casi todo lo que escribe en su navegador. Es por eso que bloqueamos casi todos los complementos: representan un gran riesgo para la privacidad. Además, muchos de los llamados complementos de privacidad guardan y venden su historial de navegación (busque el popular complemento "Web of Trust"). También notaremos que en la actualidad ningún conjunto de complementos de privacidad para ningún navegador proporciona el conjunto completo de protección que obtiene mientras ejecuta Epic.

¿Por qué Epic bloquea casi todos los complementos o extensiones?

Los complementos pueden acceder a todo lo que escribe y hace en el navegador. Se ha encontrado que muchos guardan y venden su historial de navegación (busque en Web of Trust). Si bien pueden ser muy útiles, representan un riesgo de seguridad y privacidad muy grande, por lo que Epic solo permite algunos complementos confiables.

¿Cómo se basa Epic en Chromium? ¿No Chrome también se basa en Chromium?

Chromium es un proyecto de código abierto dirigido por Google y es la base del navegador Chrome. Todo el código de Chromium es de uso gratuito para cualquier persona. Chromium fue creado por Google y también utiliza una gran cantidad de código fuente abierto de KDE, Apple, Mozilla y otros.

¿Por qué preocuparse por los recolectores de datos?

Su navegación se puede utilizar para determinar si obtiene seguro médico, seguro de automóvil, seguro de automóvil, un trabajo y mucho más. Imagínese suscribirse a la revista Weight Watcher y que se le niegue el seguro médico. La muy promocionada industria de "Big Data" en la que se invierten miles de millones de dólares tiene diseños para recopilar y utilizar sus datos personales de formas tan controvertidas.

¿Cuál es la diferencia entre Epic y Tor?

TOR es una red que ayuda a proporcionar anonimato para navegar por Internet. Puede obtener un navegador TOR que es una versión de Firefox que accede a la red TOR y tiene varias protecciones de privacidad. TOR es un producto y un esfuerzo innovador. Es particularmente útil cuando sospecha que lo están rastreando activamente y debe tener el más alto nivel de anonimato a expensas de la velocidad de navegación y la funcionalidad del sitio web. Para la mayoría de los usuarios en su navegación diaria, Epic es probablemente una opción más natural, ya que Epic es una experiencia de navegación similar o incluso más rápida que su navegador actual, al tiempo que brinda una gran privacidad. Tenga en cuenta que ni la red TOR ni el navegador TOR pueden considerarse seguros, ya que los nodos de la red TOR son administrados por voluntarios que incluyen algunos grupos maliciosos. Se informa que los hosts TOR maliciosos han llevado a cabo ataques graves, incluido uno en un sitio web de criptomonedas, que resultó en decenas de millones de dólares en pérdidas para los usuarios de TOR, según un informe. Para una mayor privacidad, TAILS, que incluye un navegador TOR, es otra herramienta a considerar (aunque, como se mencionó anteriormente, es difícil de instalar y usar).

¿Cómo protege el proxy integrado de Epic mi dirección IP?

Epic incluye un proxy encriptado (esencialmente una VPN gratuita incorporada) que le permite elegir servidores en ocho países diferentes (EE. UU., Reino Unido, Canadá, Alemania, Países Bajos, Francia, India y Singapur) haciendo clic en el ícono en el arriba a la derecha de la barra de direcciones. El uso del proxy enrutará su navegación a través de una dirección IP diferente, ocultando efectivamente su IP real. Tenga en cuenta que los complementos pueden filtrar su IP real, por lo que para obtener la máxima privacidad, a través de la configuración de Epic, configúrelos como deshabilitados o haga clic para reproducir.

¿Quién impulsa el servicio de proxy de Epic?

Para lograr la máxima velocidad y seguridad, actualmente ejecutamos todos los servidores nosotros mismos.

¿Cómo puedo desinstalar Epic Privacy Browser?

Los usuarios de Windows deben utilizar los programas de desinstalación de Windows. Para los usuarios de Mac, simplemente arrastre el ícono de Epic Privacy Browser a su ícono de papelera.

¿Cómo protege Epic contra las huellas dactilares del navegador?

No existe una forma acordada de evitar la toma de huellas dactilares del navegador o la toma de huellas dactilares del dispositivo en este momento. Hay muchas técnicas de toma de huellas dactilares contra las que una solución debería protegerse. Mientras estamos trabajando en una solución más completa, en la actualidad, Epic brinda una buena protección contra los scripts de huellas digitales conocidos simplemente bloqueando esos scripts. Epic también bloquea directamente muchos métodos de huellas digitales predominantes, incluidos los datos del lienzo de la imagen, los datos del lienzo de la fuente, las señales de ultrasonido, el contexto de audio y el estado de la batería.

Si Epic es gratis, ¿cómo se mantendrá la empresa?

Esperamos ofrecer servicios de privacidad premium, patrocinadores en nuestra página de nueva pestaña y socios de búsqueda.

¿Es Epic Open Source?

Todo el código de Epic es visible y auditable por cualquier persona. Estamos comprometidos con la transparencia total (como sabrá al leer esta página) sobre cómo funciona y no funciona Epic. Nos encanta el software de código abierto y Epic se basa en Chromium de código abierto. Si desea auditar algún archivo, háganoslo saber. Hemos publicado muchos archivos para los desarrolladores que necesitaban ayuda, así que si necesita ayuda, escríbanos. Si desea contribuir a Epic, escríbanos con su experiencia específica y en qué le gustaría trabajar. Nos encantaría tu ayuda, pero hemos recibido muchas ofertas, pero nadie ha cumplido con una contribución hasta la fecha (está bien, trabajar en Chromium es difícil :-). Chromium en el que se basa Epic es un software de código abierto que cualquiera puede descargar y auditar de inmediato. Nadie nos ha escrito sobre la auditoría del cromo, pero nos encantaría escuchar ideas sobre cómo, como comunidad, podemos seguir asegurándonos de que Chromium sea seguro y privado. Si tiene alguna pregunta, por favor escríbanos.

¿Por qué los llamados motores de búsqueda privados DuckDuckGo o Startpage no se ofrecen en Epic? ¿Por qué no puedes confiar en ellos?

Nos escribían a menudo, hasta que les pedimos que nos contaran cómo funcionaban. Desde entonces, se han negado a decirnos qué datos envían a sus socios Google / Bing para recuperar anuncios de búsqueda. Es engañoso decir que no guarda ningún dato si aún lo está enviando a otros socios que sí lo están. Al hacer clic en sus anuncios, usted y sus datos se envían directamente a Google o Bing, que ninguno de los motores de búsqueda revela claramente a los usuarios. Es extraño llamarse a sí mismo un motor de búsqueda privado cuando su modelo de negocio depende de enviar los datos personales de sus usuarios a Bing o Google. Por lo tanto, no podemos creer que ofrezcan un beneficio de privacidad significativo en comparación con el uso directo de Bing, Google o Yahoo.

¿Qué pasó con la asociación de búsqueda privada de Epic con Google? ¿Fue Epic transparente al respecto y fue bastante privado?

Google lo anuló hace unos años. Sí, siempre fuimos transparentes sobre cómo funcionaba y qué datos compartíamos. Era muy privado en cuanto a recuperar anuncios de búsqueda y, al hacer clic en un anuncio, transmitíamos la dirección IP enmascarada de un usuario para proporcionar una ubicación aproximada.


Camino difícil por delante

En febrero de 2018, el secretario del Interior, Ryan Zinke, firmó una orden de secretaría para mejorar la calidad del hábitat y preservar los corredores de migración de ungulados como antílopes, alces y ciervos bura. La orden busca fomentar una mejor colaboración entre los estados y los propietarios privados de tierras para garantizar que “continúen existiendo poblaciones robustas de caza mayor”, según un comunicado de prensa.

La orden podría ayudar a garantizar que estos animales tengan los medios para migrar a través de los 48 estados más bajos. Pero los cazadores y conservacionistas han expresado dudas de que la administración cumpla con su compromiso y se preocupen por la perspectiva del desarrollo petrolero, que se ha expandido bajo esta administración.

“El secretario Zinke se ha comprometido a proteger más de estos corredores migratorios, pero al mismo tiempo, el departamento que supervisa está alquilando partes de esos corredores migratorios para el desarrollo de petróleo y gas y la minería”, dice Lyons, quien ahora es conferencista en los Escuela de Estudios Forestales y Ambientales de Yale. "Me preocupan los compromisos de conservación de la actual administración".

El representante de campo de Hunter y Wyoming para Theodore Roosevelt Conservation Partnership, Nick Dobric, dice que las palabras por sí solas no satisfarán a los deportistas de su comunidad. A él y a su grupo les gusta la política descrita en la orden, dice, "pero lo que realmente necesitamos ahora es la implementación".


Canvasback, es lo que hay para cenar

Los seres humanos han cazado lonas en América del Norte durante mucho, mucho tiempo. Una excavación en una cueva en Nevada encontró señuelos de lonas de nativos americanos de más de 2,000 años de antigüedad. Las grandes bandadas de pájaros eran una recompensa natural que se podía cosechar año tras año.

Para los colonos europeos, esta recompensa parecía infinita. Y en una historia familiar, esto resultó ser una noción errónea. Hasta mediados del siglo XIX, la caza era a pequeña escala y probablemente tuvo efectos mínimos en las poblaciones de loros.

Un señuelo de pato drake canvasback, encontrado en el sitio arqueológico de la Cueva Lovelock, Nevada, EE. UU. Foto © Colección Braun Research Library, Autry National Center, Los Ángeles a través de una licencia CC BY-SA 3.0 a través de Wikimedia Commons

“Antes de la Guerra Civil, el impacto de la caza comercial en las poblaciones de patos continentales era probablemente pequeño. Las poblaciones de patos eran de tres a cuatro veces más grandes de lo que son hoy y la caza deportiva era casi inexistente. La mayoría de los cazadores del mercado se limitaban a escopetas de avancarga de pólvora negra y la demanda de patos estaba localizada. Esa fue la era del mercado agrícola de la caza comercial. Sin embargo, después de 1865, la caza comercial se unió a la era industrial, con consecuencias predecibles para las aves acuáticas ”.

La caza a escala industrial fue impulsada en parte por escopetas más efectivas, pero probablemente un factor aún más importante fue la refrigeración. Los patos ahora podrían enviarse desde bahías remotas a restaurantes urbanos, donde a los consumidores sofisticados les encantaba el sabor de la lona.

El apio silvestre en la dieta del lomo le confiere un sabor único, que aparentemente lo distingue de otros patos. Cuando los países se urbanizan, los residentes de las ciudades a menudo encuentran que la caza salvaje es nostálgica o de sabor exótico. Esta tendencia continúa hasta el día de hoy en muchas partes del mundo, alimentando la caza furtiva continua de vida silvestre y la caza comercial.

A finales del siglo XIX, las aves acuáticas y otros animales de caza estaban a menudo en el menú de los mejores restaurantes de la ciudad. Mark Twain mencionó el canvasback como uno de los alimentos estadounidenses por excelencia que extrañaba mientras viajaba por Europa. (Esta lista de 60 alimentos, por cierto, ofrece una visión muy reveladora de lo que constituía la "comida local" en la época de Twain. Recomiendo el libro Twain's Feast de Andrew Beahrs si está interesado en la historia de la comida).

Una mujer sostiene patos disparados para el mercado. Foto de USFWS en el dominio público

A menudo asociamos la caza silvestre como alimento de subsistencia, pero la lona era un artículo de lujo. Un par de lonas habrían costado más de 100 dólares en dólares de hoy, una cena para los ricos y famosos.

Por supuesto, precios tan altos impulsaron una industria de caza de mercado. Cuando era un niño obsesionado con la caza, me fascinaban los cazadores históricos de la bahía de Chesapeake y las tácticas que empleaban. A menudo esculpían sus propios señuelos, ahora considerados arte popular. Algunos usaban escopetas masivas, llamadas pistolas de batea, que se asemejaban a pequeños cañones. Estos podrían matar a varias aves con un solo disparo. Otros usaron trampas para patos para capturar a las aves, o criaron señuelos vivos para atraerlos al campo de tiro. Los artilleros del mercado cazaban día y noche, matando un número asombroso de aves.

Si bien esto puede haber parecido romántico para un joven amante de las actividades al aire libre, la verdad es que estos métodos devastaron a los patos. Dado que los loros blancos pueden no anidar en años secos, la caza excesiva podría devastar rápidamente a la población. A principios de la década de 1900, estaba claro que los loros y muchas otras especies de aves migratorias estaban en problemas.

En 1913, reconociendo que las aves acuáticas no siguen los límites estatales, la Ley Weeks-Mclean transfirió la regulación del manejo de las aves acuáticas de los estados al gobierno federal. Pero, como también ocurre con la conservación de la vida silvestre en todas partes, las regulaciones sin aplicación hacen poca diferencia. En 1918, la Ley del Tratado de Aves Migratorias prohibió la caza en el mercado y proporcionó fondos para su aplicación.

Los cazadores recreativos se habían convertido en un grupo de interés importante y brindaron mucho apoyo político para la conservación de las aves acuáticas, como ha sido el caso hasta el día de hoy. Si bien la caza en el mercado continuó después de 1918, comenzó a disminuir y ya no fue un factor significativo en la disminución de las aves acuáticas.

Pero las poblaciones de lomos de lienzo aún no estaban seguras. Detener la matanza no regulada ayudó, pero las aves aún necesitan un hábitat saludable.

La migración de aves acuáticas de manantial atrae a miles de patos a través del Distrito de Manejo de Humedales de Kulm. Foto © Krista Lundgren / USFWS a través de una licencia CC BY 2.0


Migración de datos EHR

Se me ha encomendado la tarea de averiguar la capacidad de acceder a Epic EHR y transferir la información a un servidor diferente. Mi cliente quiere poder llevar a sus pacientes y con su permiso acceder a los datos que podrían estar en un EHR como Epic y copiar esos datos en la propia base de datos del cliente.

Mi empleador inició mi cuenta de Epic, por lo que hizo clic en toda la documentación de TOS. ¿Hay algún lugar donde pueda leer esa documentación y alguien tiene alguna idea de esta solicitud en particular de nuestro cliente?

Parece que su cliente es un proveedor de atención médica y ¿está pasando a establecer una nueva práctica? Si ese es el caso, definitivamente no podrá exportar directamente desde Epic.

Sin embargo, existen flujos de trabajo en los que los pacientes individuales pueden solicitar sus datos épicos (divulgación de información o ROI). También existen formas estándar de la industria para hacer la transición de la atención de un proveedor a otro. El documento de continuidad de la atención, o CCD, se puede utilizar para generar un buen resumen para la mayoría de los tipos de encuentros.

Pero sí, todos estos son datos del paciente, por lo que depende de que el paciente los apruebe (y, de hecho, acepte seguir al proveedor a la nueva práctica). Si usted es un consultor, probablemente debería centrarse en la participación y el alcance del paciente porque el factor limitante será que el paciente esté de acuerdo.


Todavía estás rastreado en modo incógnito.

El modo incógnito y otros modos de "navegación privada" NO son privados

Su historial de navegación aún se almacena en su computadora después de cerrar una ventana de navegación privada o de incógnito.

Google te sigue rastreando en modo incógnito y otros modos de navegación privada.

Su ISP todavía lo rastrea (muchos ISP venden el historial de navegación de algunos de sus clientes), cientos de recolectores de datos, redes publicitarias y su gobierno en modo incógnito y otros modos de navegación privados.


Crisis mortal en el Mediterráneo

Escenas dramáticas del Mediterráneo han capturado titulares durante los últimos dos años.

Antes de la caída del dictador libio, Muammar Gaddafi, el número de migrantes que realizaban el peligroso cruce en realidad estaba disminuyendo.

Libia, rica en petróleo, ofrecía oportunidades de empleo y la UE convenció a Gaddafi de que limitara el movimiento.

Pero el año de su violenta expulsión, 2011, vio un aumento repentino, y el descenso de Libia al caos desde 2012 ha tenido un efecto dramático.

En 2014, más de 170.000 inmigrantes llegaron a Italia, la mayor afluencia a un país en la historia de la UE.


Extracto: 'El calor de otros soles'

The Warmth of Other Suns: The Epic Story of America's Great MigrationBy Isabel WilkersonHardcover, 640 pagesCasa al azarList price: $30

Chickasaw County, Mississippi, Late October 1937

Ida Mae Brandon Gladney

The night clouds were closing in on the salt licks east of the oxbow lakes along the folds in the earth beyond the Yalobusha River. The cotton was at last cleared from the field. Ida Mae tried now to get the children ready and to gather the clothes and quilts and somehow keep her mind off the churning within her. She had sold off the turkeys and doled out in secret the old stools, the wash pots, the tin tub, the bed pallets. Her husband was settling with Mr. Edd over the worth of a year's labor, and she did not know what would come of it. None of them had been on a train before -- not unless you counted the clattering local from Bacon Switch to Okolona, where, "by the time you sit down, you there," as Ida Mae put it. None of them had been out of Mississippi. Or Chickasaw County, for that matter.

There was no explaining to little James and Velma the stuffed bags and chaos and all that was at stake or why they had to put on their shoes and not cry and bring undue attention from anyone who might happen to see them leaving. Things had to look normal, like any other time they might ride into town, which was rare enough to begin with.

Velma was six. She sat with her ankles crossed and three braids in her hair and did what she was told. James was too little to understand. He was three. He was upset at the commotion. Hold still now, James. Lemme put your shoes on, Ida Mae told him. James wriggled and kicked. He did not like shoes. He ran free in the field. What were these things? He did not like them on his feet. So Ida Mae let him go barefoot.

Miss Theenie stood watching. One by one, her children had left her and gone up north. Sam and Cleve to Ohio. Josie to Syracuse. Irene to Milwaukee. Now the man Miss Theenie had tried to keep Ida Mae from marrying in the first place was taking her away, too. Miss Theenie had no choice but to accept it and let Ida Mae and the grandchildren go for good. Miss Theenie drew them close to her, as she always did whenever anyone was leaving. She had them bow their heads. She whispered a prayer that her daughter and her daughter's family be protected on the long journey ahead in the Jim Crow car.

"May the Lord be the first in the car," she prayed, "and the last out."

When the time had come, Ida Mae and little James and Velma and all that they could carry were loaded into a brother-in-law's truck, and the three of them went to meet Ida Mae's husband at the train depot in Okolona for the night ride out of the bottomland.

Wildwood, Florida, April 14, 1945

George Swanson Starling

A man named Roscoe Colton gave Lil George Starling a ride in his pickup truck to the train station in Wildwood through the fruit-bearing scrubland of central Florida. And Schoolboy, as the toothless orange pickers mockingly called him, boarded the Silver Meteor pointing north.

A railing divided the stairs onto the train, one side of the railing for white passengers, the other for colored, so the soles of their shoes would not touch the same stair. He boarded on the colored side of the railing, a final reminder from the place of his birth of the absurdity of the world he was leaving.

He was getting out alive. So he didn't let it bother him. "I got on the car where they told me to get on," he said years later.

He hadn't had time to bid farewell to everyone he wanted to. He stopped to say good-bye to Rachel Jackson, who owned a little café up on what they called the Avenue and the few others he could safely get to in the little time he had. He figured everybody in Egypt town, the colored section of Eustis, probably knew he was leaving before he had climbed onto the train, small as the town was and as much as people talked.

It was a clear afternoon in the middle of April. He folded his tall frame into the hard surface of the seat, his knees knocking against the seat back in front of him. He was packed into the Jim Crow car, where the railroad stored the luggage, when the train pulled away at last. He was on the run, and he wouldn't rest easy until he was out of range of Lake County, beyond the reach of the grove owners whose invisible laws he had broken.

The train rumbled past the forest of citrus trees that he had climbed since he was a boy and that he had tried to wrestle some dignity out of and, for a time, had. They could have their trees. He wasn't going to lose his life over them. He had come close enough as it was.

He had lived up to his family's accidental surname. Estornino. Distant cousin to the mockingbird. He had spoken up about what he had seen in the world he was born into, like the starling that sang Mozart's own music back to him or the starling out of Shakespeare that tormented the king by speaking the name of Mortimer. Only, George was paying the price for tormenting the ruling class that owned the citrus groves. There was no place in the Jim Crow South for a colored starling like him.

He didn't know what he would do once he got to New York or what his life would be. He didn't know how long it would take before he could send for Inez. His wife was mad right now, but she'd get over it once he got her there. At least that's what he told himself. He turned his face to the North and sat with his back to Florida.

Leaving as he did, he figured he would never set foot in Eustis again for as long as he lived. And as he settled in for the twenty-three-hour train ride up the coast of the Atlantic, he had no desire to have anything to do with the town he grew up in, the state of Florida, or the South as a whole, for that matter.

Monroe, Louisiana, Easter Monday, April 6, 1953

Robert Joseph Pershing Foster

In the dark hours of the morning, Pershing Foster packed his surgery books, his medical bag, and his suit and sport coats in the trunk, along with a map, an address book, and Ivorye Covington's fried chicken left over from Saturday night.

He said good-bye to his father, who had told him to follow his dreams. His father's dreams had fallen apart, but there was still hope for the son, the father knew. He had a reluctant embrace with his older brother, Madison, who had tried in vain to get him to stay. Then Pershing pointed his 1949 Buick Roadmaster, a burgundy one with whitewall tires and a shark-tooth grille, in the direction of Five Points, the crossroads of town.

He drove down the narrow dirt roads with the ditches on either side that, when he was a boy, had left his freshly pressed Sunday suit caked with mud when it rained. He passed the shotgun houses perched on cinder blocks and hurtled over the railroad tracks away from where people who looked like him were consigned to live and into the section where the roads were not dirt ditches anymore but suddenly level and paved.

He headed in the direction of Desiard Street, the main thorough- fare, and, without a whiff of sentimentality, sped away from the small-town bank buildings and bail bondsmen, the Paramount Theater with its urine-scented steps, and away from St. Francis Hospital, which wouldn't let doctors who looked like him perform a simple tonsillectomy.

Perhaps he might have stayed had they let him practice surgery like he was trained to do or let him walk into the Palace and try on a suit like anyone else of his station. The resentments had grown heavy over the years. He knew he was as smart as anybody else -- smarter, to his mind -- but he wasn't allowed to do anything with it, the caste system being what it was. Now he was going about as far away as you could get from Monroe, Louisiana. The rope lines that had hemmed in his life seemed to loosen with each plodding mile on the odometer.

Like many of the men in the Great Migration and like many emigrant men in general, he was setting out alone. He would scout out the New World on his own and get situated before sending for anyone else. He drove west into the morning stillness and onto the Endom Bridge, a tight crossing with one lane acting like two that spans the Ouachita River into West Monroe. He would soon pass the mossback flatland of central Louisiana and the Red River toward Texas, where he was planning to see an old friend from medical school, a Dr. Anthony Beale, en route to California.

Pershing had no idea where he would end up in California or how he would make a go of it or when he would be able to wrest his wife and daughters from the in-laws who had tried to talk him out of going to California in the first place. He would contemplate these uncertainties in the unbroken days ahead.

From Louisiana, he followed the hyphens in the road that blurred together toward a faraway place, bridging unrelated things as hyphens do. Alone in the car, he had close to two thousand miles of curving road in front of him, farther than farmworker emigrants leaving Guatemala for Texas, not to mention Tijuana for California, where a northerly wind could blow a Mexican clothesline over the border.

Extraído de The Warmth of Other Suns: The Epic Story of America's Great Migration by Isabel Wilkerson. Copyright 2010 by Isabel Wilkerson. Excerpted by permission The Random House Publishing Group of Random House, Inc. All rights reserved.


Ver el vídeo: RENDIRSE O LUCHAR? - MENSAJES DE ÁNIMO (Mayo 2022).