La historia

Batalla de Pskov - Historia

Batalla de Pskov - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Stepen Bathory llevó a los polacos a la victoria sobre las fuerzas de Iván el Terrible en la batalla de Pskov. La victoria polaca obligó a Iván a aceptar un acuerdo de paz en el que cedió Livonia en el Báltico.

Ejército Rojo

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Ejército Rojo, Ruso Krasnaya Armiya, Ejército soviético creado por el gobierno comunista después de la Revolución Bolchevique de 1917. El nombre Ejército Rojo fue abandonado en 1946.

El ejército y la marina imperial rusa, junto con otras instituciones imperiales de la Rusia zarista, se desintegró tras el estallido de la Revolución Rusa de 1917. Mediante un decreto del 28 de enero (15 de enero, estilo antiguo) de 1918, el Consejo de Comisarios del Pueblo creó un Ejército Rojo Obrero y Campesino de forma voluntaria. Las primeras unidades, luchando con fervor revolucionario, se distinguieron contra los alemanes en Narva y Pskov el 23 de febrero de 1918, que se convirtió en el Día del Ejército Soviético. El 22 de abril de 1918, el gobierno soviético decretó el entrenamiento militar obligatorio para los trabajadores y campesinos que no empleaban mano de obra contratada, y este fue el comienzo del Ejército Rojo. Su fundador fue León Trotsky, comisario del pueblo para la guerra desde marzo de 1918 hasta que perdió el cargo en noviembre de 1924.

El Ejército Rojo fue reclutado exclusivamente entre trabajadores y campesinos e inmediatamente se enfrentó al problema de crear un cuerpo de oficiales competente y confiable. Trotsky resolvió este problema movilizando a ex oficiales del ejército imperial. Hasta 1921, unos 50.000 oficiales de este tipo sirvieron en el Ejército Rojo y, salvo pocas excepciones, permanecieron leales al régimen soviético. Se asignaron asesores políticos llamados comisarios a todas las unidades del ejército para velar por la confiabilidad de los oficiales y llevar a cabo propaganda política entre las tropas. A medida que continuaba la Guerra Civil Rusa, las escuelas de formación de oficiales a corto plazo comenzaron a producir oficiales jóvenes que eran considerados políticamente más confiables.

El número de miembros del Partido Comunista aumentó entre las filas del Ejército Rojo del 19 al 49 por ciento durante 1925-1933, y entre los oficiales este aumento fue mucho mayor. Además, todos los comandantes eran graduados de academias militares soviéticas y escuelas de formación de oficiales, cuya admisión se limitaba a las recomendadas por el Partido Comunista.

En mayo de 1937, una purga drástica, que afectó a todos los oponentes potenciales del liderazgo de Joseph Stalin, diezmó el cuerpo de oficiales y redujo en gran medida la moral y la eficiencia del Ejército Rojo. El 12 de junio, Mikhayl Nikolayevich Tukhachevsky, primer comisario de guerra del pueblo adjunto, y otros siete generales del Ejército Rojo fueron declarados culpables de conspirar para traicionar a la Unión Soviética a Japón y Alemania, y todos fueron fusilados. Muchos otros generales y coroneles fueron destituidos o enviados a campos de trabajos forzados, o ambos. Los efectos de la purga fueron evidentes en las graves derrotas sufridas por el Ejército Rojo durante los primeros meses de la invasión alemana (1941), pero pronto surgió un cuerpo de comandantes más jóvenes para llevar a la Unión Soviética a la victoria en la Segunda Guerra Mundial.

Al final de la guerra, las fuerzas armadas soviéticas contaban con 11.365.000 oficiales y hombres. La desmovilización, sin embargo, comenzó a fines de 1945, y en pocos años las fuerzas armadas se redujeron a menos de 3.000.000 de soldados.

En 1946 se eliminó la palabra Rojo del nombre de las fuerzas armadas. Así, un soldado soviético, hasta ahora conocido como un krasnoarmiich ("Hombre del Ejército Rojo"), fue posteriormente llamado simplemente un Ryadovoy ("patatero"). La disciplina en las fuerzas soviéticas fue siempre estricta y los castigos severos durante la Segunda Guerra Mundial, los batallones penales recibieron tareas suicidas. En 1960, sin embargo, se introdujeron nuevas regulaciones que hicieron que la disciplina, y ciertamente los castigos, fueran menos severos. Los oficiales debían usar más persuasión y estaban encargados de desarrollar la conciencia política de sus tropas, poniendo así fin al control dual de los comandantes militares y comisarios políticos. Por el contrario, los hombres alistados se brutalizaban cada vez más entre sí, los reclutas con un servicio más prolongado se aprovecharon de los nuevos reclutas, y las comunidades étnicas resolvieron hostilidades mutuas en los cuarteles. La era del revolucionario "Ejército Rojo" terminó, tanto de hecho como de nombre, mucho antes de la desaparición definitiva de la Unión Soviética. En Rusia, el 23 de febrero, ahora conocido como Día del Defensor de la Patria, sigue siendo el día oficial para honrar a los veteranos militares.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por Michael Ray, editor.


Durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas alemanas comienzan su asedio de Leningrado, un importante centro industrial y la segunda ciudad más grande de la URSS. Posteriormente, a los ejércitos alemanes se unieron las fuerzas finlandesas que avanzaron contra Leningrado por el istmo de Carelia. El asedio de Leningrado, también conocido como . Lee mas

Las últimas tropas alemanas en la ciudad soviética de Stalingrado se rinden al Ejército Rojo, poniendo fin a una de las batallas fundamentales de la Segunda Guerra Mundial. El 22 de junio de 1941, a pesar de los términos del Pacto nazi-soviético de 1939, la Alemania nazi lanzó una invasión masiva contra la URSS. Ayudado por su . Lee mas


Principales atracciones de Pskov

El Pskov Krom (Kremlin) - el centro histórico y arquitectónico de Pskov, uno de los símbolos de la ciudad, un gran ejemplo de la antigua arquitectura defensiva medieval rusa ubicada en la confluencia del río Pskova con el río Velikaya. En un área de 3 hectáreas, puede ver una gran cantidad de monumentos arquitectónicos, incluida la monumental Catedral de la Trinidad de 78 metros de altura (1699), la única iglesia grande en Pskov que ha sobrevivido hasta el día de hoy.

La diferencia entre el Kremlin de Pskov y las fortalezas de Tver, Moscú, Smolensk y otras ciudades rusas es que no fue influenciado por la arquitectura italiana. La fortificación fue construida con un estilo brutal y sólido, característico de la República independiente de Pskov de los siglos XIV-XVI. La altura de las paredes es de 6-8 metros, la longitud, aproximadamente 1 km.

En el territorio del Kremlin de Pskov se encuentra el único edificio administrativo del siglo XVII conservado en su forma original: las Cámaras de la Orden (1693). En la actualidad, este sitio del patrimonio cultural federal se utiliza como centro cultural y de exposiciones del Museo-Reserva Histórico, Artístico y Arquitectónico de Pskov. Las exposiciones recrean el ambiente en el que se desarrollaba el trabajo administrativo ruso medieval.

Cámaras Pogankin - un edificio residencial, industrial y de almacén de piedra construido en la década de 1670, un monumento histórico y cultural de importancia federal. En el interior se pueden encontrar varias exposiciones, incluida una colección de iconos creados en Pskov en los siglos XIV-XVII. La escuela de pintura de Pskov es reconocida como un fenómeno artístico completamente original de la antigua Rusia. También hay una colección de cubiertos aquí. Calle Nekrasova, 7.

Torre Gremyachaya (1525) - la torre de piedra más alta de Pskov (29 metros) y uno de los símbolos de la ciudad. Muchas leyendas urbanas están asociadas con esta torre. El más famoso es sobre la hija del príncipe y la hija del príncipe amurallada en él. Solo aquellos que no tengan miedo de pasar 12 noches consecutivas en la torre leyendo el Salterio pueden liberarla. Además de la princesa, la persona valiente recibirá barriles de oro, cuyo sonido es escuchado por los pskovitas por la noche aquí. Calle Gremyachaya, 8.

Cámaras Menshikov - un complejo de edificios del siglo XVII que fue el hogar ancestral de Semyon Menshikov, el jefe y comerciante más rico de la tierra de Pskov. El conjunto arquitectónico blanco como la nieve está hecho de piedra caliza y consta de edificios de tres y dos pisos conectados por galerías subterráneas. Hoy en día, hay tiendas de recuerdos que venden cerámica, libros temáticos y un museo de cerámica aquí. Hay una exposición permanente de artistas contemporáneos de Pskov en uno de los edificios. Calle Sovetskaya, 50.

Monasterio Mirozhsky - un complejo de monasterios del siglo XII ubicado a orillas del río Velikaya. Es famoso por sus frescos premongoles únicos conservados, que están abiertos al público solo en tiempo seco. En la Edad Media, este monasterio fue el centro cultural de Pskov. Terraplén de Mirozhskaya, 2.

Parque Arboretum Mirozhsky - un gran lugar para caminar ubicado cerca del Monasterio Mirozhsky. El lugar más hermoso del parque es un estanque con una isla artificial donde anidan patos salvajes durante todo el año. Calle Yubileynaya, 1 ?.

Catedral de la Natividad de Juan Bautista - una pintoresca iglesia ubicada en la margen izquierda del río Velikaya, frente al Kremlin de Pskov. La apariencia del edificio sorprende con moderación y sencillez monumental, en contraste con la mayoría de las iglesias de Pskov. Los detalles de la decoración exterior están prácticamente ausentes. Durante varios siglos fue la bóveda funeraria de las princesas de Pskov. A lo largo de los siglos, el suelo alrededor de la iglesia se elevó. Hoy, su piso está casi un metro por debajo del nivel del suelo. Calle Maksima Gorkogo, 1.

Iglesia de la Epifanía - una de las iglesias más famosas de Pskov. Este pintoresco monumento asimétrico de historia y cultura de importancia federal de los siglos XV-XVI se encuentra en la margen derecha del río Pskova. Calle Gertsena, 7.

Apartamento-museo de Vladimir Lenin. El museo está ubicado en el edificio de apartamentos del comerciante P. Chernov en la antigua calle Arkhangelskaya (hoy, calle Lenina, 3), en el tercer piso. De marzo a mayo de 1900, Vladimir Ulyanov (Lenin) alquiló una habitación aquí. En 2001, el museo pasó a formar parte del Museo-Reserva de Pskov y se complementó con exposiciones sobre la vida de la región de Pskov y Pskov a finales del siglo XIX y principios del XX.

Monumento a los paracaidistas de Pskov (el dosel). El 29 de febrero de 2000, en pleno apogeo de la Segunda Guerra Chechena, en el desfiladero de Argun, se produjo un enfrentamiento armado entre grandes fuerzas de separatistas chechenos que se retiraban del cerco y un destacamento de paracaidistas rusos integrado principalmente por la sexta compañía de la 2º batallón del 104º regimiento de paracaidistas de la 76ª división de Pskov.

En la batalla desesperada, los paracaidistas defensores demostraron heroísmo, pero las fuerzas opuestas eran demasiado fuertes. Casi todos los paracaidistas murieron en acción. El curso dramático y el resultado de la batalla causaron una resonancia significativa en la sociedad rusa. Por esta hazaña, 22 de ellos (21 - póstumo) recibieron el título de Héroe de Rusia, 69 soldados y oficiales recibieron las Órdenes de Coraje (63 - póstumo). El monumento parece un dosel de metal blanco como la nieve de un paracaídas sobre un pedestal estilizado como un pico de montaña. Autopista Leningradskoye, 222.

Museo-Reserva Mikhailovskoye - un complejo conmemorativo y un extenso parque ubicado a unos 115 km de Pskov, un sitio del patrimonio cultural federal dedicado a Alexander Pushkin, uno de los más grandes poetas rusos. La tumba de Alexander Pushkin se encuentra en su territorio. Hay varias propiedades con parques, propiedades del poeta y parientes y amigos del poeta, museos, restos de antiguos asentamientos, prados y lagos pintorescos.


Epic & # 8220Battle of the Ice & # 8221 rivalizó con las bajas de & # 8220Game of Thrones & # 8221

Era una escena sacada de "Game of Thrones". Los caballeros, la caballería y los soldados de infantería de dos ejércitos, ya cansados ​​de la batalla pero revitalizados para un enfrentamiento final a través de un enorme lago helado. El ganador determinaría los límites durante siglos.

Ese fue el caso en este día en 1242 en el lago Peipus cuando los rusos se enfrentaron a los cruzados católicos del oeste en lo que llegó a conocerse, acertadamente, como la "Batalla del Hielo".

En ese momento, una orden religiosa conocida como los Caballeros Teutónicos, cruzados que originalmente lucharon en el Medio Oriente, habían dirigido su atención a Europa del Este y se propusieron conquistar tierras allí para la Iglesia Católica Romana.

En 1241 habían capturado la ciudad rusa de Pskov, cerca de la frontera de la actual Estonia, y amenazaron a la ciudad de Novgorod más al este.

Pero luego Novgorod llamó al príncipe Alexander Nevsky, quien se convertiría en uno de los primeros héroes militares de Rusia, según The New Republic. Nevsky ya había liderado una victoria sobre los invasores suecos en 1240 y también reunió a los rusos contra los Caballeros Teutónicos.

Como dice un relato ruso, "Sintiendo un nuevo peligro, la gente de Novgorod, encabezada por el príncipe Alexander Nevsky, se levantó contra el enemigo". Primero Nevsky y sus hombres recapturaron Pskov, después de lo cual se dice que comentó: "Para que no se jacten, diciendo: humillaremos a la raza Slovan bajo nuestro mando, porque ¿no ha sido capturado Pskov y sus jefes no están en prisión?"

Pero los caballeros dejaron de correr después de llegar al lago Peipus. Allí, en la desolada y helada extensión, los dos lados se enfrentaron.

Hay varios relatos de cuántos combatientes tenía cada bando, pero el relato ruso dice que de 10.000 a 12.000 caballeros se reunieron en un lado, frente a 15.000 a 17.000 de los soldados de Nevsky.

“En la madrugada del 5 de abril, los cruzados formaron su ejército en un triángulo, cuyo ángulo agudo se volvió hacia el enemigo”, dice el relato. “Alexander Nevsky colocó la fuerza principal no en el centro, como era habitual en las tropas rusas, sino en los flancos. Al frente del ejército ruso había un destacamento avanzado de caballería ligera, arqueros y honderos. La retaguardia de la formación de batalla rusa se dirigió hacia la escarpada orilla oriental del lago. La mayor caballería de Prince tendió una emboscada detrás del flanco izquierdo ".

El relato dice que cuando los dos bandos se acercaron, los arqueros rusos lanzaron una "lluvia de flechas" sobre los caballeros, pero los cruzados acorazados lograron derrotar al primer regimiento de fuerzas rusas. Pero habían entrado en la emboscada de Nevsky y fueron atacados por dos lados.

Otro relato histórico decía que lo que siguió a continuación fue una "gran matanza".

"La batalla duró hasta altas horas de la noche", dice el relato ruso. "Cuando los caballeros vacilaron y corrieron, los rusos los persiguieron ... El delgado hielo costero comenzó a derrumbarse bajo los caballos y los cruzados con armadura pesada". (Aunque ese último detalle aparentemente es cuestionado por algunos historiadores, según National Geographic).

Al final, "innumerables" combatientes murieron, dice el relato histórico, pero los caballeros fueron expulsados ​​de tierras rusas.

Finalmente, los rusos y la orden firmaron un tratado e intercambiaron prisioneros, poniendo fin al conflicto por el momento.

Pero la batalla estableció fronteras que permanecen hasta el día de hoy: el lago Peipus divide actualmente a Estonia y Rusia. Casi un milenio después, todavía hay tensión sobre las aguas a menudo heladas.

“Al anochecer, visto a través de sus playas de arena blanca, el lago es una imagen de los pescadores encantadores del Báltico que arrastran las aguas en busca del lucioperca mientras el sol se hunde”, expresó recientemente el Financial Times. “Los turistas vienen a nadar en las aguas tranquilas del lago, a recoger frambuesas en los bosques y a relajarse en las saunas de leña, pero noche y día, el lago Peipsi [Peipus] es patrullado por guardias fronterizos. Durante el verano, la línea fronteriza entre Rusia y Estonia está marcada por boyas durante el invierno, por abetos perforados en el hielo ".

Es una frontera que podría haberse visto muy diferente si la épica del 5 de abril de 1242 & # 8220Battle of the Ice & # 8221 hubiera ido de otra manera.

Este artículo apareció en elInsideHook Boletin informativo. Regístrate ahora.


Batallas olvidadas de la Gran Guerra Patria

La guerra germano-soviética fue el capítulo más feroz, brutal y costoso de la Segunda Guerra Mundial. Dado que este conflicto terminó con la destrucción de ambos Wehrmacht y el Tercer Reich de Adolf Hitler, fue también el escenario más decisivo de la guerra. Es lamentable, por lo tanto, que hasta hace muy poco tiempo —por razones principalmente políticas, ideológicas y militares— el registro histórico de esta lucha haya permanecido lamentablemente incompleto.

Fuentes de archivo rusas y alemanas recientemente publicadas ahora indican que las historias soviéticas de la guerra pasaron por alto u oscurecieron hasta el 40 por ciento de las operaciones militares del Ejército Rojo en tiempos de guerra, principalmente sus ofensivas fallidas, en un intento deliberado de ocultar esas derrotas o proteger la reputación de comandantes derrotados en tiempos de guerra. Resucitar muchas de estas “batallas olvidadas” nos permite reconocer las contribuciones de los miles de soldados del Ejército Rojo que lucharon, perecieron o simplemente soportaron por el bien de su Patria, solo para ver que la historia olvida sus sacrificios.

Las operaciones alemanas Barbarroja en 1941 y Azul en 1942, interrumpidas por la exitosa defensa del Ejército Rojo de Leningrado, Moscú y Rostov a fines de 1941 y su contraofensiva parcialmente exitosa durante el invierno de 1941-42, dominaron los primeros 18 meses de guerra en el Frente Oriental. . Aunque el Wehrmacht Manteniendo la iniciativa estratégica durante gran parte de este período, el Ejército Rojo logró negar la victoria de Hitler en Moscú, asegurándose de que ya no pudiera ganar la guerra.

Las historias han retratado a Barbarroja, que comenzó el 22 de junio de 1941 y terminó el 5 de diciembre de 1941, como un avance alemán prácticamente sin fisuras desde las fronteras occidentales de la Unión Soviética hasta las puertas de Leningrado, Moscú y Rostov, puntuado por intensos combates ocasionales pero inquebrantables. hasta que las fuerzas alemanas llegaron a Moscú. Sin embargo, desde finales de junio hasta septiembre de 1941, Josef Stalin y su Stavka (Alto Mando) intentó deliberada y repetidamente detener al gigante alemán lanzando contraataques incesantes y, en al menos un caso, una contraofensiva en toda regla.

Ya a finales de junio, el Ejército Rojo intentó frenar el avance alemán con su gran tanque y fuerza mecanizada. En Lituania, el 3. ° y 12. ° cuerpo mecanizado del Frente Noroccidental contraatacó al Grupo de Ejércitos Alemán Norte en Kelme y Raseiniai en Bielorrusia, el 6. °, 11. ° y 14. ° Cuerpo Mecanizado del Frente Occidental contraatacó contra el Grupo de Ejércitos Centro cerca de Grodno y Brest y en Ucrania el 4. ° Frente del Suroeste. , 6, 8, 9, 15, 19 y 22 Los cuerpos mecanizados lanzaron contraataques masivos contra el Grupo de Ejércitos Sur cerca de Brody y Dubno. Mal coordinados y apoyados, esos asaltos resultaron completamente inútiles y a menudo suicidas, y finalmente resultaron en la destrucción de la mayor parte de los tanques y la fuerza mecanizada del Ejército Rojo. Solo los ataques masivos en el sur, dirigidos personalmente por el general del ejército Georgi K. Zhukov, el jefe del Estado Mayor del Ejército Rojo, tuvieron un efecto apreciable en el abrumador avance alemán.

En julio, el Ejército Rojo lanzó otra serie de fuertes contragolpes. El Frente Noroeste golpeó a la vanguardia del Grupo de Ejércitos Norte cerca de Sol'tsy, retrasando el avance alemán hacia Leningrado durante una semana completa. Y en el centro, los frentes occidental y central lanzaron múltiples contragolpes infructuosos para contener a las fuerzas del Grupo de Ejércitos Centro a lo largo del río Dnepr. Estas luchas inútiles incluyeron la espectacular destrucción del quinto y séptimo cuerpo mecanizado del frente occidental cerca de Lepel ', la notoria pero también patéticamente débil "ofensiva de Timoshenko" del mariscal Semyon Timoshenko contra el segundo grupo blindado del general Heinz Guderian a lo largo del río Sozh, y un contraataque cerca de Bobruisk. todos los cuales fueron incapaces de detener el avance del Grupo de Ejércitos Centro hacia Smolensk. En el sur, múltiples contraataques del Frente Sudoeste cerca de Korosten 'se ralentizaron, pero no lograron detener el avance del Grupo de Ejércitos Sur hacia Kiev.

Sin inmutarse por sus fracasos de julio, el Ejército Rojo continuó contraatacando a los alemanes que avanzaban en agosto. En el norte, los frentes norte y noroeste asaltaron la vanguardia del Grupo de Ejércitos Norte cerca de Staraia Russa, retrasando nuevamente el avance alemán durante una semana. En el centro, el Frente Occidental asaltó el Grupo de Ejércitos Centro al este de Smolensk con cinco grupos de choque ad hoc para rescatar a sus fuerzas rodeadas en la ciudad. Aunque todos estos ataques del Ejército Rojo terminaron en fracaso, su ferocidad persuadió a Hitler de retrasar su avance sobre Moscú y, en cambio, atacar objetivos "más suaves" alrededor de Kiev.

Finalmente, a finales de agosto, los frentes Occidental, Reserva y Briansk lanzaron una contraofensiva masiva en las regiones de Smolensk, El'nia y Roslavl 'para evitar que los alemanes continuaran su avance sobre Moscú y Kiev. El sangriento fracaso que siguió debilitó las defensas del Ejército Rojo a lo largo del eje de Moscú, contribuyó a sus desastrosas derrotas en Viaz'ma y Briansk a principios de octubre y condujo a la Wehrmachts posterior avance espectacular sobre Moscú durante la Operación Tifón. Finalmente, durante las etapas iniciales de la Operación Typhoon a fines de octubre, el Frente Noroeste empleó un grupo operativo especial (Grupo Vatutin) cerca de Kalinin para detener el avance del Noveno Ejército Alemán hacia la vital línea ferroviaria Leningrado-Moscú y, en última instancia, evitar que ese ejército participara en el final Wehrmacht conducir en Moscú. Estas batallas olvidadas también explican por qué la Wehrmacht finalmente sufrió la derrota a las puertas de Moscú a principios de diciembre de 1941.

Los relatos de la Batalla de Moscú y la ofensiva de invierno del Ejército Rojo de 1941-42 ignoran las contraofensivas soviéticas en la región de Leningrado, cerca de Viaz'ma al oeste de Moscú, cerca de Bolkhov y Oboian al sur de Moscú y en Crimea. En el norte, los frentes de Leningrado y Volkhov lanzaron una ofensiva masiva de Leningrado-Novgorod (Liuban ’) en enero de 1942 para derrotar al XVIII Ejército del Grupo de Ejércitos Norte y levantar el sitio de Leningrado. Aunque las fuerzas del Frente Volkhov lograron perforar las defensas alemanas, el Grupo de Ejércitos Norte contraatacó, rodeando y destruyendo al 2. ° Ejército de Choque soviético y al 13. ° Cuerpo de Caballería a principios de julio de 1942.

A raíz de la exitosa contraofensiva del Ejército Rojo en enero en Moscú, en febrero de 1942 los frentes Kalinin y occidental lanzaron su ofensiva Rzhev-Viaz'ma para rodear y destruir el Grupo de Ejércitos Centro. Encabezados por la caballería y las fuerzas aerotransportadas, los dos frentes penetraron las defensas alemanas al noroeste y sureste de Moscú y casi se unieron en la región de Viaz'ma. Aunque causó estragos en la retaguardia del Grupo de Ejércitos Centro, esta ofensiva también fracasó después de meses de combates, dejando a grandes fuerzas del Ejército Rojo aisladas en la retaguardia del Grupo de Ejércitos Centro hasta que las fuerzas alemanas las liquidaron en pleno verano.

Coincidiendo con sus ofensivas de enero y febrero, los frentes Briansk y Suroeste del Ejército Rojo también llevaron a cabo una ofensiva a gran escala para eliminar un saliente alemán masivo que sobresalía hacia el este desde Kursk hacia las regiones de Bolkhov y Oboian '. Sin embargo, las denominadas ofensivas de Orel-Bolkhov, Bolkhov y Oboian’-Kursk también fracasaron. Del mismo modo, una ofensiva fallida del Frente Noroeste en la región de Demiansk y una ofensiva del Frente de Crimea en Crimea también han desaparecido de las páginas de la historia.

El Ejército Rojo también reaccionó mucho más agresivamente mientras el Wehrmacht estaba llevando a cabo la Operación Azul desde el 28 de junio hasta el 18 de noviembre de 1942. En lugar de abandonar la iniciativa estratégica a los alemanes, en mayo de 1942 los soviéticos llevaron a cabo importantes ofensivas en Jarkov y Crimea. Incluso después de que esas ofensivas fracasaran y comenzara la Operación Azul, el Ejército Rojo contraatacó ferozmente a la Wehrmacht mientras los alemanes avanzaban hacia Stalingrado.

Durante julio y agosto de 1942, el Ejército Rojo llevó a cabo numerosos contraataques contra Wehrmacht fuerzas que avanzan hacia Stalingrado y contra las defensas alemanas en otras partes del frente. Enmascaradas por el dramático avance alemán, estas batallas olvidadas incluyen tres grandes ofensivas cerca de Voronezh, una en concierto con un impresionante contragolpe al oeste de Stalingrado, y otras cerca de Siniavino, Demiansk, Rzhev, Zhizdra y Bolkhov.

El Ejército Rojo llevó a cabo su intento a mayor escala para derrotar la Operación Azul durante julio, agosto y septiembre en la región de Voronezh. A lo largo de julio empleó su nuevo 5. ° Ejército de Tanques y hasta siete cuerpos de tanques que suman hasta 1.500 tanques en esta serie de contraataques. . Es más, Stavka coordinó el asalto del 5º Ejército de Tanques al oeste de Voronezh con importantes contragolpes del 1º y 4º Ejército de Tanques del Frente de Stalingrado a lo largo de los accesos al río Don al oeste de Stalingrado.

El Ejército Rojo también programó sus ofensivas en las regiones de Demiansk, Rzhev, Zhizdra y Bolkhov para coincidir con las operaciones cerca de Voronezh y en Stalingrado. Por ejemplo, los frentes Occidental y Briansk emplearon varios cuerpos de tanques y, más tarde, el nuevo 3er Ejército de Tanques en sus ofensivas de julio y agosto cerca de Zhizdra y Bolkhov. Por otro lado, la ofensiva de agosto-septiembre de los frentes occidental y Kalinin cerca de Rzhev, que fue orquestada por Zhukov y logró un éxito modesto, se convirtió en un ensayo general para una contraofensiva aún mayor en la misma región a finales de año (Operación Marte). .

Aunque la segunda ofensiva de los frentes de Leningrado y Volkhov en Siniavino, al este de Leningrado, en agosto y septiembre de 1942 fracasó desastrosamente, impidió que las fuerzas alemanas capturaran Leningrado y ataron al Undécimo Ejército alemán en el proceso, sin embargo, el 2.o Ejército de Choque, que los alemanes ya habían destruido en Miasnoi Bor a principios de julio, fue destruido una vez más en septiembre cerca de Siniavino.

El Ejército Rojo volvió a tomar la iniciativa estratégica a finales de noviembre de 1942 en virtud de sus ofensivas gemelas en las regiones de Rzhev y Stalingrado (Operaciones Marte y Urano) y la mantuvo durante su ambiciosa pero sólo parcialmente exitosa ofensiva en el invierno de 1942-43. Naturalmente, la victoria del Ejército Rojo en Stalingrado, su avance a Jarkov y al sur hasta la región de Donbas a principios de 1943, y el contragolpe del mariscal de campo Erich von Manstein en el sur dominan los relatos de la campaña de invierno. Sin embargo, esos relatos ignoran por completo tres importantes ofensivas del Ejército Rojo (Operación Marte, Operación Estrella Polar y la ofensiva Orel-Briansk-Smolensk) y subestiman severamente el alcance de su ofensiva en Donbas, exageran sus logros en Demiansk y Rzhev y distorsionan Stavkas intención estratégica a finales del invierno de 1942-43.

Durante la Operación Marte, la segunda ofensiva Rzhev-Sychevka a finales de noviembre y diciembre de 1942, que fue dirigida por Zhukov, los frentes occidental y Kalinin buscaron destruir el Noveno Ejército alemán y, si era posible, todo el Grupo de Ejércitos Centro. Aunque Marte terminó en un sangriento fracaso, debilitó al Noveno Ejército y finalmente obligó al Grupo de Ejércitos Centro a abandonar el saliente en febrero de 1943. Al menos en parte, la ofensiva se olvidó para preservar la reputación de Zhukov.

Los frentes occidental, Briansk y central llevaron a cabo su masiva ofensiva Orel-Briansk-Smolensk desde principios de febrero hasta finales de marzo de 1943 para colapsar las defensas alemanas en el centro de Rusia e impulsar Werhmacht fuerzas de regreso a través del río Dnepr. Aunque las fuerzas del Frente Central alcanzaron el río Desna al oeste de Kursk, la ofensiva fracasó a principios de marzo cuando los frentes occidental y Briansk no lograron mellar las defensas alemanas alrededor de Orel, y el contragolpe de Manstein recuperó Kharkov y Belgorod. Esta ofensiva dejó el infame bulto en Kursk.

Los frentes Noroeste, Leningrado y Volkhov llevaron a cabo la Operación Estrella Polar en febrero y marzo de 1943 para perforar las defensas del Grupo de Ejércitos Norte cerca de Staraia Russa, liquidar el saliente de Demiansk de los alemanes, levantar el sitio de Leningrado, rodear y destruir la mayor parte del Grupo de Ejércitos Norte, y comenzar la liberación de la región del Báltico. Esta ofensiva vaciló después de que los alemanes se retiraron voluntariamente de su saliente de Demiansk, y el contragolpe de Manstein forzó Stavka para trasladar sus reservas estratégicas hacia el sur. Aunque fue un claro fracaso, la Operación Estrella Polar sirvió como un ensayo general virtual para Stavkas Ofensiva de enero de 1944, que finalmente liberó la región de Leningrado.

Finalmente, los relatos existentes de la primera ofensiva de Donbas del Ejército Rojo en febrero de 1943 pasan por alto una parte importante de la ofensiva del Frente Sudoeste y el papel principal que jugó el Frente Sur en el fallido esfuerzo de expulsar a las fuerzas alemanas de la región de Donbas. Específicamente, estos relatos ignoran el contexto completo del famoso avance del 8º Cuerpo de Caballería a Debal'tsevo simplemente llamándolo una "incursión" en lugar de un avance fallido de varios cuerpos móviles.

EL EJÉRCITO ROJO & # 8217S SEÑAL VICTORIA EN KURSK en julio de 1943 y su posterior explotación dramática hacia y a través del Dnepr en las batallas por Gomel ', Kiev y Kremenchug dominan las historias existentes de la campaña de verano-otoño de 1943. Sin embargo, estos relatos enmascaran varios sangrientas derrotas operativas que se extendieron por todo el frente, desde Siniavino en el norte hasta la península de Taman en el sur, la mayoría de las cuales tuvieron lugar cuando un optimista Stavka probó los límites operacionales de sus fuerzas completando operaciones ofensivas exitosas. Además, contrariamente a las continuas afirmaciones de que Stavka Concentró rutinariamente sus esfuerzos ofensivos a lo largo de un solo eje estratégico, específicamente en Ucrania, en realidad ordenó al Ejército Rojo que llevara a cabo ofensivas estratégicas a lo largo de múltiples ejes y en un amplio frente a lo largo de la campaña.

El único gran conflicto olvidado durante el verano de 1943 ocurrió en el contexto de la Batalla de Kursk, cuando los frentes suroeste y sur atacaron conjuntamente a lo largo de los ríos Donets y Mius del norte. Aunque los motivos de esta segunda ofensiva en Donbas siguen sin estar claros, como afirman las fuentes soviéticas, la ofensiva probablemente fue diseñada para colapsar las defensas alemanas en Donbas y atraer reservas blindadas alemanas vitales lejos de la región de Kursk.

Las batallas olvidadas más dramáticas durante esta campaña comenzaron a principios de octubre, cuando los frentes de Kalinin (1er Báltico), Occidental, Briansk y Central (Bielorrusia) se dirigieron al este de Bielorrusia para capturar Minsk, el Frente de Voronezh (1er Ucraniano) comenzó a operar para expandirse o apoderarse de nuevas cabezas de puente sobre el Dnepr al norte y sur de Kiev y los frentes esteparios (2º ucraniano), suroeste (3º) y sur (4º) lucharon para despejar a las fuerzas alemanas del recodo del río Dnepr desde Kremenchug al sur hasta Nikopol '.

La primera ofensiva bielorrusa del Ejército Rojo, que comenzó a principios de octubre y continuó sin cesar hasta fin de año, implicó intensos y costosos combates en los accesos a Vitebsk, Orsha y Bobruisk ya lo largo del Dnepr. Aunque las historias existentes describen pequeños fragmentos de esta ofensiva masiva, como las operaciones Nevel ’y Gomel’-Rechitsa, ignoran cuidadosamente el alcance total y las ambiciosas intenciones de la ofensiva.

Los mismos relatos también ignoran rutinariamente la amarga lucha del Frente Voronezh en octubre de 1943 para apoderarse de una cabeza de puente estratégica al otro lado del río Dnepr en la región de Kiev. Durante tres semanas de sangrientos pero fútiles combates, los ejércitos 38, 60, 40, 3 de Tanques de la Guardia, 27 y 47 del Frente de Voronezh, junto con los ejércitos 13 y 60 del Frente Central, no lograron desalojar a las fuerzas del Cuarto Panzer y el Octavo del Grupo de Ejércitos Sur. ejércitos, que contenían cabezas de puente del Ejército Rojo en las regiones de Chernobyl ', Gornostaipol & # 8217, Liutezh y Velikii Bukrin. En este caso, la espectacular victoria del Frente Voronezh en Kiev en noviembre borró estas ofensivas fallidas tanto de la memoria como de la historia. Al mismo tiempo, los relatos existentes también ignoran en gran medida el igualmente frustrante fracaso del segundo, tercer y cuarto frentes ucranianos para eliminar las fuerzas del Grupo de Ejércitos Sur de la región del bajo Don durante la ofensiva de Krivoi Rog-Nikopol del 14 de noviembre al 31 de diciembre de 1943.

El Frente del Cáucaso Norte llevó a cabo su ofensiva de Taman desde principios de abril hasta agosto de 1943 para eliminar a las fuerzas alemanas de la región del Cáucaso septentrional. Directed for a time by Zhukov, this offensive included a prolonged series of unsuccessful assaults against the German Seventeenth Army’s fortified defenses around the towns of Krymskaia and Moldavanskoe, which anchored Hitler’s bridgehead in the Taman’ region. Finally, the Leningrad Front’s sixth Siniavino offensive in mid-September 1943 was a furious, bloody, but ultimately successful attempt to overcome Army Group North’s defenses on Siniavino Heights, a target that had eluded Soviet capture for more than two years.

The Red Army retained the strategic initiative from January 1, 1944, until war’s end. During this period, the Soviets conducted simultaneous and successive offensives on an unprecedented scale, and often without pause, in the Baltic region, the Ukraine, Belorussia, Poland, the Balkans and finally Germany proper, culminating in the final victory at Berlin in May 1945.

Accounts of the winter campaign of 1944 focus exclusively on the Red Army’s successful offensives in the Leningrad region, the Ukraine and the Crimea. While doing so, however, they ignore frequent Red Army offensive failures, most of which took place during the waning stages of successful offensives in hopes of taking advantage of apparent German weakness. These forgotten battles include major failed Red Army offensives into the Baltic region, Belorussia and Romania.

The Leningrad Front, joined later by the 2nd and 1st Baltic fronts, conducted their Narva, Pskov-Ostrov and Pustoshka-Idritsa offensives along the eastern borders of the Baltic states during March and April 1944 to capitalize on Army Group North’s previous defeat south of Leningrad, penetrate the vaunted Panther Defense Line, and begin the liberation of the Baltic region. During this period, three Leningrad Front armies tried repeatedly but unsuccessfully to destroy German forces defending Narva and thrust deep into Estonia, while three other Leningrad Front armies wedged into German defenses between Pskov and Ostrov on the northeast border of Latvia but were unable to seize either city despite six weeks of heavy fighting. To the south the massed forces of the 2nd and 1st Baltic fronts repeatedly battered the Sixteenth Army’s defenses from Pustoshka southwest of Demiansk to Idritsa, but they only were able to achieve limited success.

During the period from January 1 through the end of March, the 1st Baltic, Western and Belorussian fronts continued their first Belorussian offensive to overcome Army Group Center’s defenses in eastern Belorussia, during which the fronts suffered more than 200,000 casualties in seven distinct offensives. Attacking north and east of Vitebsk, the 1st Baltic Front severed communications between German forces in Vitebsk and Polotsk and advanced into the western suburbs of the former.The Western Front assaulted German defenses southeast and south of the city, trying in vain to encircle it from the south. In southern Belorussia, the Belorussian Front captured Kalinkovichi north of the Pripiat’ River in January, drove German forces back to Rogachev and almost severed communications between Army Groups Center and South along the river.

At the southern extremity of the front, the 2nd and 3 rd Ukrainian fronts tried to capitalize on their successful March offensive in the Ukraine by mounting the first IasiKishinev offensive to breach German and Romanian defenses in northern Romania and capture those two vital cities in April and May 1944. The 3rd Ukrainian Front’s repeated failed attempts to breach German defenses along the Dnestr River in April and early May concluded with German counterstrokes that nearly destroyed many of the 3rd Ukrainian Front’s Dnestr bridgeheads. During the same period, the 2nd Ukrainian Front launched two major offensives, culminating on May 2 with an assault by almost 600 tanks from its 2nd, 5th Guards and 6th Tank armies. After four days of intense but totally forgotten fighting (called the Battle of Targul-Frumos by the Germans), counterattacking German panzer forces brought the offensive to an abrupt halt with heavy losses to the attackers.

Because they were so successful, the Red Army’s offensives during the summer and fall of 1944 in Belorussia, Poland and Romania sharply reduced the number of smaller battles in this campaign. However, although the Red Army achieved far more than it anticipated during those massive offensives, in at least two instances Stavka could not resist attempting to achieve even more, this time in failed offensives in eastern Prussia and eastern Hungary.

THE 3RD BELORUSSIAN FRONT INVADED EASTERN Prussia immediately after the 1st Baltic and 3rd Belorussian fronts completed their successful Memel’ offensive in mid October 1944. By this time, attacking Red Army forces reached the Baltic Sea, separating Army Group North’s forces in Courland from Army Group Center’s in East Prussia. Capitalizing on this situation, the 3rd Belorussian Front launched its first East Prussian offensive on October 16 by attacking westward toward Konigsberg with its 5th and 11th Guards armies and, later, its 31st, 39th and 28th armies and 2nd Guards Tank Corps. However, this offensive faltered with heavy losses after nearly a week of intense fighting when Red Army forces encountered deeply fortified defenses and intense counterattacks by hastily regrouped panzer reserves.

During the East Carpathian offensive, which took place in the Carpathian Mountain region and eastern Hungary, elements of the 1st, 4th and 2nd Ukrainian fronts attempted to envelop the First Panzer Army’s mountain defenses, disrupt communications between Army Groups Center and South, and encircle German and Hungarian forces defending eastern Hungary.The 1st Ukrainian Front’s 38th Army and 4th Ukrainian Front’s 1st Guards and 18th armies attacked through the mountains into eastern Slovakia to link up with the 2nd Ukrainian Front’s 6th Guards Tank and 27th armies and 1st Guards cavalry-mechanized group attacking northward through eastern Hungary. This offensive failed to achieve its ambitious aims when the 38th Army’s attack bogged down in the Dukla Pass, the 4th Ukrainian Front’s attack ground to a halt in the mountains, and the 2nd Ukrainian Front’s cavalry-mechanized group was itself encircled and badly damaged at Nyiregyhaza north of Debrecen by counterattacking German panzer forces.

Most accounts of the offensive operations the Red Army conducted during the winter and spring of 1945 focus on its massive offensives in East Prussia and Poland and, to a lesser extent, in Hungary. In so doing they ignore two other forgotten battles: the Berlin offensive, which was planned but not conducted until April and the Western Carpathian offensive, which failed to achieve its ambitious goals.

After the 1st Belorussian and 1st Ukrainian fronts reached the Oder River, 60 kilometers east of Berlin, in late January 1945, Stavka ordered their forces to mount a final assault to capture Berlin by the end of February or early March. Within days after both fronts began this new offensive, however, on February 10 Stalin ordered them to stop.The most probable explanation for his change of heart was his desire to shift the axis of the Red Army’s main advance from Berlin to western Hungary and Austria so that it could occupy the Danube basin before hostilities ended. Stalin reached this decision while Allied leaders were meeting at Yalta, shortly after Franklin D. Roosevelt and Winston Churchill assured him that the Red Army could capture Berlin and advance to the Elbe River. Ultimately, the Soviets began their Berlin offensive on April 16, the day after Vienna fell to the Red Army.

During the same period, the 1st, 4th and 2nd Ukrainian fronts launched the West Carpathian offensive to overcome stiff German resistance in the western Carpathians in northwestern Slovakia. The 1st Ukrainian Front’s 60th and 38th armies attacked southward through Moravska-Ostrava toward Brno in conjunction with the 4th Ukrainian Front’s 1st Guards and 18th armies to link up with mobile forces from the 2nd Ukrainian Front, which were attacking northward toward Brno. The 1st Guards cavalry mechanized group and 6th Guards Tank Army, which spearheaded the 2nd Ukrainian Front’s northward thrust, suffered heavy losses when this offensive failed.

The Red Army’s climactic offensives against Berlin and Prague in April and May 1945 crushed the remnants of the Wehmtacht and shrank the theater of military operations to such an extent that Soviet intentions were quite obvious. The only exceptions to this rule were a series of Red Army offensives in Courland that were obscured by the dramatic fighting in Poland and at Berlin.

After isolating Army Group North in the Courland Peninsula in mid-October 1944, the 1st and 2nd Baltic fronts besieged this German force until it surrendered on May 9, 1945. Although existing histories accurately describe the Courland siege in general, they obscure the heavy fighting that occurred when Red Army forces attempted to reduce the pocket: for example, the concerted offensives the fronts conducted in late October 1944 from November 20-24 and December 21-22, 1944 and in late February and mid-March 1945.

This brief survey identifies many but not all forgotten battles of the Great Patriotic War. An accurate history will emerge only after those battles have been returned to their proper place in the vast mosaic of wartime operations. Only then will we completely comprehend the military strategies and operational techniques of the participating armies. Only then will we be able to fully appreciate the contributions of the Red Army’s soldiers.

Originally published in the August 2004 issue of Segunda Guerra Mundial. Para suscribirse, haga clic aquí.


Pskov: ready for battle

In the 76th Airborne Division they train for combat, not for show. Over the past 70 years, the division has been in most of Russia's armed conflicts: from Stalingrad to South Ossetia.

Being the country's first fully-professional division, it is staffed by men who the entire army looks up to. To be selected for the division is an honor, as Major Ruslan Kompanets, Assistant to the Division Commander explains:

&ldquoIt's the men who were, and are part of this division who have made it what it is &ndash famous in all of Russia, and maybe the world.&rdquo

But away from the order of the military base is the messy reality of war. Any unit's history is not just about military glory, it is about the loss of human life. Due to its status, this division has suffered more than most.

It is March 2000, and the Russian army is forcing Chechen militants to retreat into the mountains. The army&rsquos commander insists that the war has been won.

Meanwhile, at the frontline, a small troop is sent ahead to set up camp on a key mountain position. Before they have a chance, they are ambushed by the bulk of the remaining militant force. The troop resists until they run out of ammunition.

Eighty four men from the division died that day. Lance Corporal Aleksandr Lebedev was one of them. He'd just bought a house, had a fiancée and was planning to leave the front-line.

&ldquoWe didn't manage to do our job as parents,&rdquo Raisa Lebedeva, the corporal&rsquos stepmother says.

&ldquoWe should have stopped him from going on this final mission. He was such a good person, he really loved life.&rdquo

Unlike most soldiers in the Russian army, these paratroopers are professional soldiers. They receive salaries of around $400 a month.

They are supplied with superior army food and live in small rooms instead of barracks with bunk beds. And death, as part of their job, is something these men just learn to live with.

&ldquoOf course, the first time somebody was killed in our troop it was scary,&rdquo Roman Rubenov, a paratrooper, recalls.

&ldquoBut I like to be a soldier: I have an excellent relationship with other people here. And I am good at shooting.&rdquo

If Russia's recent history is any guide, this skill may be needed for more than aiming at cardboard cut outs.

And the 76th Division's men will once again be called upon to prove their bravery.

Carlo Disieno, a former American paratrooper who now lives in Pskov, explains that regardless of nationality, it is ultimately the desire to be the best of the best that leads these soldiers on.

The training process is grueling, both physically and psychologically and sacrifice is an important part of the paratroopers&rsquo lives:

&ldquoYou have to be willing to sacrifice,&rdquo Carlo Disieno explains. &ldquoAnd to sacrifice your life.&rdquo

United by common ground

Local residents say that the military and civil populations of the city live have learned to live as a united community.

Svetlana Vyalkovskaya&rsquos family has strong ties with the military: both her father and brother serve in the 76th Division.

&ldquoEverything is okay, people communicate,&rdquo she says. &ldquoI guess it&rsquos normal for military people to live together with civilians.&rdquo

Centuries ago&hellip

But, it is not just recently that Pskov has won military glory for itself. Its battle history goes many centuries back.

The walls of the Pskov Fortress were most severely tested in 1581, when the army of Polish king Stefan Batory laid siege to this citadel as part of the Livonian war between Ivan the Terrible and his western neighbors, says Professor William Brumfield, an expert on Russian architecture from US-based Tulane University:

&ldquoHere, the local stones were put together with great skill and ingenuity &ndash of great thickness &ndash and managed to serve its purpose at times of greater stress.&rdquo


Russian Soldiers Weakened Enemy Forces Before Attacking

Russian tactics were basically defensive in nature. A typical use of available forces would have the numerous Russian archers fire at an advancing enemy, weakening them as they came close. The foot soldiers would absorb the initial attacks—whether they held or not was impossible to predict, but this would spare the valuable druzhina for a devastating counterattack against a hopefully tired and disorganized enemy. The horse archers and skirmish cavalry, armed with composite bows, would begin to shoot before their opponents’ arrows could reach them. As one observer, Friar Carpini, noted, “They begin to shoot before their opponents’ arrows can reach them, sometimes even ahead of the time when they are not in range. As soon as their arrows can reach the mark unhindered they are said, owing to the density of their shooting, to rain arrows rather than to shoot them.”

When the Crusaders mustered their forces and closed in on the raiding Russian army, Alexander purposefully fled. It was late March, and ice still remained in the Russian streams and rivers. As the Russians fled back to their homeland, the Crusaders had their first victory. They managed to cut off and ambush a force of Russians separated from the main army, destroy it, and force the survivors to flee for their lives to the main army. Alexander didn’t panic—he knew his men. They would fight well when the time came.

The Russian army fell back to the area of gigantic Lake Peipus, the fourth largest lake in Europe. Lake Peipus was still frozen over, but with an uneven surface. The ice was thick enough for infantry and lighter cavalry to cross—it was not all that deep in many places—with little difficulty. Here, the Russian prince showed his innate knowledge of both the enemy and the terrain. He formed his army, not on the lake itself but on the shore, where he could face the attacking enemy as it stumbled to cross the ice. The numerous Russian archers were stationed in the center of the northern edge of the army, with the horse archers on the right flank to counter the Teutonic Order, which rode in the center of the Crusader army. Crusader allies were positioned on the right flank, Danes and Estonians to the left, and auxiliaries to the rear in support. The heavily armored knights formed the spearhead of a column followed by light cavalry and foot, which charged into the Russian infantry. Alexander and the men of Novgorod drew up their forces by the lake, at Uzmen, by the Raven’s Rock, and the Germans and Estonians rode straight at them, driving themselves like a wedge through their own army. The Crusaders wasted no time in attacking the Russians.

The battle began with their bold assault. Teutonic banners were soon flying in the midst of the archers, and broadswords were heard cutting helmets apart. The Crusaders had a very basic plan: kill or capture the Russian leader. Without their prince, the Russians would fragment because of loss of command control. The Germans knew this, and so did Alexander. The Russian center reeled and fell back from the force of the Crusader mounted attack, but this time the men did not break. Instead, the horse archers methodically began to destroy the Danish wing of the Crusader army. Much as the Germans and Poles had discovered at Liegnitz the year before, the Danes were finding out what it was like to be faced with an enemy they could not catch and that hurt them from a distance without their being able to reply. A whistling rain of arrows fell upon the surprised king’s men. The Estonians and Danes either died in their tracks or began to run away madly, seeking any escape from certain death. Once this occurred, the vastly superior Russian army began to outflank the outnumbered Crusaders.


Politics

Cast of thousands … Photograph: Kobal

The film opens in a rural setting, with Prince Alexander toiling away in an implausible fashion among the fishermen. "Hack their ships we did nigh to smithereens," they sing, referring to the teenage Alexander's earlier triumph over a Swedish invasion at the River Neva (which lent him the commemorative surname Nevsky). A Mongol emissary from the Golden Horde appears and offers Alexander a job as commander. He refuses. In real life, Alexander did enter into a controversial alliance with Batu Khan, leader of the Horde and grandson of Genghis Khan. Admittedly, this was not formalised until 10 years after the Battle of the Ice, but the film's implication that he turfed the Mongols out is deliberately misleading. Director Sergei Eisenstein (who, like score composer Sergei Prokofiev, was in Stalin's bad books when this film was made) actually wanted to put the Mongol alliance in, but the NKVD's script doctors were having none of it. The scenes were cut before they could be filmed.


Location [ edit | editar fuente]

The exact location where the battle took place is unknown. los Chronicum Livoniae by Hermann de Wartberge mentioned that the battle was fought in terram Sauleorum. Traditionally, this was identified with Šiauliai (German language: Schaulen , Latvian language: Šauļi ) in Lithuania or with the small town of Vecsaule near Bauska in what is today southern Latvia. Ζ] In 1965 the German historian Friedrich Benninghoven proposed Jauniūnai village in Joniškis district, Lithuania as the battle site. Η] The theory gained some academic support and in 2010 the Lithuanian government sponsored construction of the memorial in Jauniūnai – a 29-metre (95 ft) tall sundial, a pond, and a park of oaks. ⎖] The village of Pamūšis, situated some 10 kilometres (6.2 mi) east of Janiūnai on the Mūša River, also claims to be the location of the battle. & # 9111 & # 93 Saule/Saulė means "the Sun" in both Latvian and Lithuanian.


Ver el vídeo: Grandes Batallas de la Historia 11 Gallipoli (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Ludwig

    Absolutamente de acuerdo contigo. Me gusta esta idea, estoy completamente de acuerdo contigo.

  2. Jediah

    Creo que no tienes razón. Puedo defender mi posición. Escríbeme por PM, hablamos.

  3. Mazubar

    Aquí hay un palo de árbol de Navidad.



Escribe un mensaje