La historia

Museo del Teatro Romano de Lisboa

Museo del Teatro Romano de Lisboa


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

los Museo del Teatro Romano de Lisboa (Museu do Teatro Romano) encierra el antiguo teatro de Lisboa, así como exhibiciones y hallazgos de las excavaciones del Teatro Romano del siglo I d.C. de la ciudad.

Aunque no es muy grande, el Museo del Teatro Romano de Lisboa es moderno y luminoso. Los principales atractivos son los restos del propio teatro, así como las columnas y esculturas descubiertas en el sitio arqueológico.

Se cree que el Teatro Romano de Lisboa fue construido durante la época de Augusto y que fue reconstruido o renovado bajo Nerón alrededor del 57 d.C., de acuerdo con una inscripción encontrada allí en el siglo XVIII. En su apogeo, probablemente pudo albergar a unos 5.000 espectadores.

Abandonado en el siglo IV d.C. y cubierto por los escombros del terremoto de 1755, no fue hasta la década de 1960 que comenzaron las excavaciones adecuadas del Teatro Romano de Lisboa.


Museo del Teatro Romano

los Museo del Teatro Romano y el yacimiento arqueológico que guarda las ruinas del edificio son dos de las principales pruebas de la importancia de Lisboa en la época de la Antigüedad romana, tanto a escala nacional como continental. El museo propiamente dicho se creó con el objetivo de preservar y difundir la información esencial sobre el patrimonio romano mediante tecnologías y dispositivos de última generación (dispositivos de pantalla táctil, multimedia y vídeos).

La mayoría de las teorías coinciden en que es muy probable que el teatro haya sido construido bajo Augusto (siglo I a.C.) y luego renovado en la época de Nerón (mediados del siglo I d.C.), para acomodar a unos 5.000 espectadores. El lugar debió de estar fuera de uso en el siglo IV d.C., y el terremoto de 1755 lo arrojó al olvido total, cubriéndolo de escombros. No fue antes de la década de 1960 cuando las excavaciones arqueológicas sacaron a la luz las ruinas de este importante hito histórico de Lisboa.

El sitio propiamente dicho todavía contiene la mayoría de los restos, pero los vestigios más importantes se conservan dentro del museo: columnas, inscripciones, estatuas. Obviamente, el Museo del Teatro Romano es una vista ideal para los turistas que desean obtener una visión más profunda de las primeras raíces de la ciudad de Lisboa y comprender su trayectoria histórica posterior.


Museo del Teatro Romano

los Museo del Teatro Romano (en portugues, Museu do Teatro Romano) abierto al público en el año 2001 con la intención de divulgar el Teatro Romano de Felicitas Iulia Olisipo, denominación romana de la ciudad de Lisboa.

Este espacio, uno de los núcleos del Museu de Lisboa 1, se divide en cuatro áreas diferenciadas: la exposición permanente se ubica en un edificio del siglo XVII que da al Páteo do Aljube 2 y fue patrimonio del Cabido da Sé, un cuerpo consultivo de las diócesis frente a la Rua de São Mamede hay dos edificios con exposiciones de ruinas romanas y la excavación aún en curso. Finalmente, entre la Rua de São Mamede y la Rua da Saudade se encuentran las Ruinas del Teatro Romano de Lisboa, que datan del siglo I antes de Cristo y que poseían entre 3.000 y 5.000 asientos.

Etapas típicas e icónicas de las sociedades romanas, los teatros fueron en ese momento lugares importantes para la manifestación de la voluntad por parte de todas las castas sociales existentes y la propaganda al imperio y el culto a la figura del emperador.

En la planta baja del edificio que alberga la exposición permanente existen numerosos elementos que pertenecieron directamente al teatro y entre ellos se encuentran ejes y capiteles. En los demás espacios del museo se exponen piezas encontradas durante las excavaciones que se remontan a los siglos XVIII y XIX, lo que permite profundizar en el conocimiento de los investigadores sobre las finalidades del recinto del museo a lo largo del tiempo.

Las Ruinas del Teatro Romano de Lisboa están catalogadas como Edificio de Interés Público desde 1967.


Museo del Teatro Romano - Lisboa / Museu do Teatro Romano

El Museo del Teatro Romano es un museo dedicado al teatro romano de Lisboa, que fue construido en la época del emperador Augusto y ocupa la ladera sur de la colina del patio del Castillo de S. Jorge junto al Aljube, 5 (Rua Augusto Rosa ). El teatro, abandonado en el siglo IV d.C., permaneció enterrado hasta 1798, cuando se descubrieron las ruinas tras el terremoto de 1755. Sujeto de varias campañas arqueológicas desde 1967, se recuperaron bien algunos de los bancos, la orquesta, el arco y escenario del proscenio y una gran cantidad de elementos decorativos.

El Museo del Teatro Romano, el curso presenta un área de exhibición, un sitio arqueológico y las ruinas del teatro. Además de la exposición de materiales y evidencias recopiladas, el museo ofrece multimedia con información sobre el teatro y su historia mediante la actualización de los datos sobre arqueología, planes de conservación y recuperación.

El Teatro Romano de Lisboa y sus ruinas son un patrimonio cultural monumental de Lisboa y del país. Este núcleo es un importante testimonio artístico y material de la cultura clásica y la civilización romana, que dio forma y dimensión urbana a la ciudad desde el siglo I hasta mediados del siglo V Se trata de un importante monumento de nuestro patrimonio cultural, que debe ser conservado, restaurado, mejorado e integrado en la vida contemporánea.

El Museo del Teatro Romano se encuentra en una propiedad del siglo XVII en la zona probablemente una de las entradas más antiguas del Teatro.

O Museu do Teatro Romano é um espaço museológico consagrado ao teatro romano de Lisboa, que foi construído na época do Imperador Augusto e ocupa a vertente sul da colina do Castelo de S. Jorge junto ao Pátio do Aljube, 5 (à Rua Augusto Rosa) . O teatro, abandonado no século IV dC, permaneceu soterrado até 1798, ano em que as ruínas foram descobertas após o terramoto de 1755. Objecto de várias campanhas arqueológicas desde 1967, foi assim recuperado parte das bancadas, da orquestra, da boca de cena e do palco e grande número de elementos decorativos.

O Museu do Teatro Romano, apresenta no percurso uma área de exposição, um campo arqueológico e as ruínas do Teatro. Para além da exposição de materiais e elementos recolhidos, o Museu disponibiliza suportes multimédia com información sobre o Teatro e a sua historia, actualizando los datos sobre una arqueología, los planos de conservación y recuperación.

O Teatro Romano de Lisboa e sua ruínas, formam um conjunto monumental, património cultural de Lisboa e do país. Este núcleo é um dos principais testemunhos materiais e artísticos da cultura clássica e da civilização romana, que deram forma e dimensión urbana à cidade desde o século I até meados do século V. Trata-se de um monumento da nossa herança cultural, que deve ser preservado, restaurado, valorizado e integrado na vivência contemporânea.

O Museu do Teatro Romano está instalado num imóvel seiscentista, na área provável de uma das antigas entradas do Teatro.


Angelokastro es un castillo bizantino en la isla de Corfú. Se encuentra en la cima del pico más alto de la isla y en la costa noroeste cerca de Palaiokastritsa y está construido sobre un terreno particularmente escarpado y rocoso. Se encuentra a 305 m sobre un acantilado escarpado sobre el mar y examina la ciudad de Corfú y las montañas de la Grecia continental al sureste y una amplia zona de Corfú hacia el noreste y noroeste.

Angelokastro es uno de los complejos fortificados más importantes de Corfú. Era una acrópolis que inspeccionaba la región hasta el sur del Adriático y presentaba un formidable punto estratégico para los ocupantes del castillo.

Angelokastro formó un triángulo defensivo con los castillos de Gardiki y Kassiopi, que cubrían las defensas de Corfú y cotas al sur, noroeste y noreste.

El castillo nunca cayó, a pesar de los frecuentes asedios e intentos de conquistarlo a lo largo de los siglos, y jugó un papel decisivo en la defensa de la isla contra las incursiones piratas y durante los tres asedios otomanos de Corfú, contribuyendo significativamente a su derrota.

Durante las invasiones ayudó a albergar a la población campesina local. Los aldeanos también lucharon contra los invasores jugando un papel activo en la defensa del castillo.

Se desconoce el período exacto de construcción del castillo, pero a menudo se ha atribuido a los reinados de Michael I Komnenos y su hijo Michael II Komnenos. La primera evidencia documental de la fortaleza data de 1272, cuando Giordano di San Felice tomó posesión de ella para Carlos de Anjou, quien había arrebatado Corfú a Manfred, rey de Sicilia en 1267.

Desde 1387 hasta finales del siglo XVI, Angelokastro fue la capital oficial de Corfú y la sede de la Provveditore Generale del Levante, gobernador de las islas Jónicas y comandante de la flota veneciana, que estaba estacionada en Corfú.

El gobernador del castillo (el castellano) era normalmente designado por el Ayuntamiento de Corfú y elegido entre los nobles de la isla.

Angelokastro es considerado uno de los restos arquitectónicos más imponentes de las Islas Jónicas.


Visitando las ruinas del pasado antiguo y medieval de Lisboa

Al visitar la vibrante y colorida ciudad de Lisboa, a orillas del río Tajo y al borde del Océano Atlántico, lo que más se exhibe es un episodio del glorioso pasado de la ciudad y el país: Lisboa como la capital del Imperio Portugués, una nación. de exploradores, marinos y conquistadores. Sin embargo, para aquellos interesados, hay mucha más historia antigua para explorar entre las calles estrechas y empinadas en los vecindarios más antiguos de la capital.

De hecho, Lisboa es una de las ciudades más antiguas de Europa occidental, cuyas raíces se remontan a los primeros asentamientos celtas en la región y al establecimiento de una estación comercial por los fenicios c. 1200 a. C. La ciudad estuvo bajo control romano desde el 205 a. C.-409 d. C. y el dominio árabe desde el siglo VIII d. C. hasta que el primer rey de Portugal Afonso Henriques I (r. 1147-1185 d. C.) ganó el control de la ciudad en 1147 d. C. Aunque la historia de la ciudad está bien documentada en muchos sentidos y las influencias culturales de los gobernantes anteriores son visibles, lamentablemente gran parte de la ciudad antigua y medieval fue destruida durante el devastador terremoto de 1755 d.C. Los monumentos y edificios antiguos e históricos de antes del siglo XVIII EC son, por lo tanto, una parte menor del paisaje urbano actual de lo que implicaría la rica historia de la ciudad. Afortunadamente para los entusiastas de la historia y los estudiantes, así como para los turistas que deseen explorar el pasado de Lisboa, todavía hay dos sitios (en parte) en pie: el Castelo de S. Jorge y las ruinas de la Iglesia de Santa Maria do Carmo. Podría decirse que su extraordinaria belleza y su fascinante historia compensan gran parte de lo que se ha perdido.

Anuncio publicitario

Castelo de S. Jorge

El Castelo de S. Jorge ocupa el lugar más destacado de toda Lisboa. En la cima de la colina más alta, el monumento histórico es visible desde todas las partes de la ciudad, y cuando lo visite obtendrá una vista magnífica de Lisboa y el río Tajo. La vista fantástica es, de hecho, el primer pensamiento que te asalta al entrar, y no es difícil entender por qué, durante siglos, todas las élites gobernantes de Lisboa quisieron este lugar como su residencia. La cima de la colina contiene una rica historia, con hallazgos arqueológicos que datan del siglo VII a. C. y hay muchas áreas diferentes para explorar. Los principales sitios y monumentos para ver son el castillo en sí, las ruinas del Palacio de Alcáçova, la residencia real de los reyes medievales portugueses, el sitio arqueológico y el museo y la exposición permanente.

Mientras camina por el hermoso jardín y las ruinas, tal vez escalando algunas de las torres o para disfrutar más de la vista, encontrará la entrada al museo y exposiciones permanentes, también ubicadas en parte dentro de las ruinas del palacio medieval. La exposición contiene hallazgos arqueológicos del interior de las murallas del castillo. Hay algunos restos que datan del siglo VII a. C., así como de la época romana (205 d. C. - 409 d. C.) y la fortificación visigoda. Sin embargo, la mayoría de los artefactos son del período árabe, especialmente los siglos XI y XII d.C. Este es el período en que se construyó el castillo. La cima de la colina fue fortificada por primera vez por los romanos, y la parte más antigua del castillo data del siglo VI d.C., pero la mayor parte del castillo que se ve hoy fue establecido y construido por moros originalmente norteafricanos.

Anuncio publicitario

Los moros gobernaron gran parte de la Península Ibérica desde el siglo VIII d.C. hasta que fueron expulsados ​​por la Reconquista portuguesa y española, y finalmente perdieron su último bastión en Granada en 1492 d.C. Después de disfrutar de la vista memorable, caminará hacia las partes principales del castillo, pero primero pasará por una estatua alta de una de las personas más importantes del castillo y de la historia de Lisboa (al menos que conocemos hoy): el rey Afonso Henriques I. El rey Afonso capturó la fortificación morisca en 1147 EC con la ayuda de los cruzados en su camino desde el norte de Europa a Jerusalén.

A continuación, entrará en el área denominada "Jardín Romántico", que es donde solían estar ubicados la residencia medieval y el palacio hasta el terremoto de 1755 EC. Esta área es verdaderamente mágica y en cierto modo inquietante. Restos de fuentes, portones, muros y puertas todavía están en pie entrelazados entre arbustos y árboles verdes. Parece el escenario perfecto para un drama romántico ambientado en la Edad Media, y no es difícil imaginar a princesas, caballeros y reyes viviendo su vida cotidiana tramando planes peligrosos, huyendo con un amante secreto o presentando un baile magnífico. .

¡Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico!

Después de pasar un tiempo en el museo, llega el momento de entrar en el propio castillo. Está a solo un par de minutos a pie del romántico jardín y museo, y en el camino, es probable que se encuentre con hermosos pavos reales que caminan libremente por la propiedad histórica. El castillo se destaca en el paisaje, y las enormes paredes de ladrillo realmente parecen inalcanzables. Este castillo no fue construido como residencia sino como bastión defensivo. La fortificación podía albergar a los gobernantes de élite de la ciudad si la ciudadela estaba sitiada, pero normalmente se utilizaba para albergar tropas militares. Al entrar hay que subir la rampa sobre el foso anterior. Luego estarás de pie frente a la "Tumbling Tower", también conocida como la "Torre de las riquezas". La torre solía contener el tesoro real, que consistía en ingresos por impuestos y rentas reales, así como los Archivos Reales, que incluían los documentos más importantes del reino. Los Archivos Reales se almacenaron aquí y en la torre del palacio, así como en otras partes del castillo hasta el terremoto. Continuando, entrarás en el patio, que está rodeado por gruesos muros y altas torres. No hay muchos objetos para ver en el castillo en sí, pero es agradable caminar por el patio y escalar algunas de las murallas y torres, imaginando nuevamente cómo se vería el sitio mientras lo usaban los moros o la realeza portuguesa. élite.

Si caminas alrededor del torreón del castillo, la parte más importante del castillo porque fue construido para resistir fuertes ataques, puedes subir unos escalones hasta la torre de la cisterna. Desde aquí puede caminar sobre la muralla alejándose del castillo principal y hacia el sitio arqueológico. Desde las murallas obtendrás una buena panorámica de la zona arqueológica, donde podrás estudiar los restos de tres épocas diferentes. Más cerca de la muralla se encuentran los restos del barrio árabe, que datan de los siglos XI y XII d.C. Las dos casas más notables son conocidas por sus paredes bellamente decoradas; por lo tanto, partes de estos edificios están protegidas por una construcción moderna. Las otras áreas contienen hallazgos del palacio de los Condes de Santiago, que data de los siglos XV-XVIII d.C., y estructuras residenciales que datan de la Edad del Hierro (siglos VII-III a.C.). No es libre de caminar por el sitio arqueológico por su cuenta, pero hay visitas guiadas gratuitas en portugués, español e inglés varias veces al día.

Anuncio publicitario

En su camino hacia el próximo monumento en la ruta para visitar el pasado antiguo y medieval de Lisboa, caminará por el barrio más antiguo de Lisboa: Alfama. Tómese su tiempo para caminar por las calles estrechas y pasar por las casas encantadoras mientras disfruta de la atmósfera de lo que se siente más como un pueblo que como una capital ajetreada. Si tiene tiempo, también vale la pena visitar la Catedral de Lisboa, una hermosa catedral gótica cuya construcción comenzó en el siglo XII d.C., y las ruinas de un anfiteatro romano ubicado justo afuera de los muros del Castelo de S. Jorge.

Museo Arqueológico y Ruinas de Carmo

Aproximadamente a 30 minutos a pie del castillo, en el lado opuesto del valle de Rossio y en el corazón del distrito histórico de Bairro Alto, se puede visitar el Museo Arqueológico de Carmo. El museo está ubicado dentro de las majestuosas ruinas de la Iglesia de Santa Maria do Carmo, el edificio en sí merece una visita. Historiadores, arqueólogos y estudiantes de arquitectura pueden disfrutar de la cautivadora atmósfera mientras aprenden sobre la historia medieval portuguesa, la arquitectura gótica y exploran hallazgos arqueológicos de diferentes períodos y regiones de Portugal. El museo incluso contiene un par de momias antiguas egipcias y sudamericanas.

Al entrar en las Ruinas de Carmo, primero se encuentra con la vista encantadora de lo que queda de la Iglesia de Santa Maria do Carmo. La iglesia fue fundada en 1389 EC por el caballero portugués D. Nuno Álvares Pereira (1360-1431 EC). La iglesia y el convento estaban destinados a mostrar el poder temporal de Pereira, aunque también estaba relacionado con su práctica espiritual en la Orden Carmelita. De hecho, el convento puede haber sido construido para los carmelitas, una orden mendicante que tiene sus raíces en los ermitaños que vivían en la cordillera del Monte Carmelo en el noroeste de Israel alrededor del año 1200 EC. La montaña ha sido conocida desde la antigüedad como una "montaña santa" y un "lugar alto" donde el profeta bíblico Elías supuestamente se enfrentó a los falsos profetas de Baal. Es apropiado entonces que la iglesia y el convento de Pereira se construyan en uno de los puntos más altos de Lisboa, casi como un homenaje al convento carmelita original en la Montaña Sagrada.

Anuncio publicitario

La iglesia fue construida en un estilo gótico clásico, un estilo arquitectónico que floreció en Europa desde el siglo XII EC. La iglesia del Carmo fue considerada el edificio gótico más hermoso de Lisboa hasta su destrucción en 1755 EC. Se hizo alguna reconstrucción a la iglesia después del terremoto, pero el trabajo no se completó y las ruinas se dejaron como se ven hoy. Las estructuras principales todavía están en pie, posiblemente hechas aún más hermosas ya que están bañadas por la luz del sol y solo están pintadas por el cielo azul de arriba. Al ingresar al sitio, los artistas practican sus habilidades de dibujo y pintura tratando de capturar la impresionante vista, y otros espectadores a menudo se sientan en los bancos situados en la entrada de la nave central. Es agradable sentarse aquí por unos minutos (o más) simplemente contemplando la vista y visualizando cómo se veía la iglesia antes de su destrucción.

Luego, mientras recorre las naves central, sur y norte, hay muchos artefactos interesantes para estudiar y admirar, tanto tumbas como otros elementos y esculturas de la iglesia y el convento, y otros hallazgos arqueológicos de diferentes partes de Portugal. Son dignas de mención las tumbas de un caballero del siglo XVI d.C. del convento de S. Domingos en Santarém y de la princesa Catarina (1436-1463 d.C.), hija del segundo rey portugués de la casa de Aviz, el rey Duarte (r. 1433-1438). CE). Los diferentes artefactos ahora están a cargo del Museo Arqueológico Carmo, que se instaló en el complejo después de que se creara la Asociación de Arqueólogos Portugueses en 1863 d.C. El museo principal ahora está ubicado en varias salas más pequeñas en el frente de la nave central.

Anuncio publicitario

La primera sala a la que ingresa es la más espectacular, ya que está llena de tumbas medievales, estatuas y una hermosa araña grande que cuelga del techo, lo que le hace sentir como si hubiera viajado en el tiempo. Sus ojos se posarán primero en la tumba situada en el centro de la habitación, la tumba del rey D. Fernando I (r. 1367-1383 CE). Esculpida en bajorrelieve, la tumba es una magnífica obra de arte que representa figuras religiosas y laicas, grupos de criaturas fantásticas, un alquimista, así como escenas de la vida de San Francisco de Asís. Las diferentes salas del museo contienen diferentes colecciones de artefactos históricos, incluida la colección prehistórica y protohistórica, la colección romana, la colección de esculturas de la Alta Edad Media y la colección islámica.

En la sala con la Colección Prehistórica y Protohistórica puedes estudiar ídolos antropomórficos, vasijas y herramientas de piedra que datan del período Paleolítico (c. 2.500.000-c. 96000 a. C.) hasta la Edad del Hierro (c. 800-c. 50 a. C.), mientras cuando en la sala de la Colección Romana se puede admirar el famoso “Sarcófago de la Musa”, encontrado en Valdo dos Frades, que data de finales del siglo III o principios del IV d.C. Además, tienes una sala dedicada a dos de los influencers más importantes y emblemáticos de la Sociedad Arqueológica, Possidónio da Silva (1806-1896 CE) y Conde de S. Januário (1829-1919 CE), donde descubrirás un antiguo Momia egipcia de los siglos III-II a. C. y dos momias de Perú de la cultura Chancay (c. 1000-c. 1500 d. C.), que datan del siglo XVI d. C. ¡Este museo tiene algo para todos!

Si tiene suficiente tiempo (y entra con suficiente tiempo antes del cierre, 6 pm de septiembre a junio y 7 pm de junio a septiembre) puede pasar horas inmerso en la historia y las culturas portuguesas de diferentes épocas y regiones del mundo, mientras está rodeado por las hermosas ruinas. Después, puede sentarse en el encantador y tranquilo praça frente a la iglesia y disfrutar de un almuerzo tardío o un pastel de nata, la deliciosa pastelería nacional no oficial de Portugal.


Referencias

[1] Trindade, R., Revestimentos Cerámicos Portugueses-Meados século XIV à primeira metade do século XVI, Edições Colibri, Lisboa (2007).

[2] Santos, R., O Azulejo em Portugal, Editorial Sul Limitada, Lisboa (1957).

[3] Porter, V., Islamic Tiles, The British Museum Press, Londres (1995).

[4] Mason, R. Tite, M., 'Los comienzos de la opacificación con estaño de esmaltes de cerámica', Archaeometry 39 (1997) 41-58, https://doi.org/10.1111/j.1475-4754.1997.tb00789 .X.

[5] Matthes, W., Vidriados Cerámicos: Fundamentos, Propriedades, Recetas, Métodos, Ediciones Omega, S.A., Barcelona (1990).

[6] Sabo, R. Falcato, J., Azulejos: Arte e História, Edições INAPA, Lisboa (1998).

[7] Costa, M., 'Estudio de los azulejos de la pared del siglo XIX para el desarrollo de réplicas técnicas', tese de doutoramento, Departamento de Engenharia Civil - Universidade de Aveiro, Aveiro (2013), http://hdl.handle.net/10773 / 12103.

[8] Riccardi, MP Duminuco, P. Tomasi, C. Ferloni, P., 'Estudios térmicos, microscópicos y de difracción de rayos X en algunos morteros antiguos', Termochimica Acta 321 (1-2) (1998) 207-214, https://doi.org/10.1016/S0040-6031(98)00461-4.

[9] Allan, J. W., 'Tratado de cerámica de Abu'l-Qasim', Irán - Revista del Instituto Británico de Estudios Persas 11 (1973) 111-120.

[10] Allan, J. Llewellyn, L.R. Schweizer, F., 'La historia de la llamada loza egipcia en la Persia islámica: investigaciones sobre el tratado Abu'l-Qasims', Archaeometry 15 (2) (1973) 165-173, https://doi.org/10.1111/j. 1475-4754.1973.tb00087.x.

[11] Parra, J., Azulejos: Painéis do Séculos XVI ao Século XX, vol. 1, Santa Casa da Misericórdia de Lisboa, Lisboa (1994).

[12] Barros, L. Cardoso, G. Gonçalves, A., 'Primeira notícia do forno de S. António da Charneca - Barreiro', en Actas das 3as Jornadas de Cerâmica Medieval e Pós-Medieval, Câmara Municipal de Tondela, Tondela (2003) 295-307.

[13] Fernandes, L., 'Teatro romano de Lisboa - os caminhos da descoberta e os percursos da investigação arqueológica', Al-Madan 15 (2007) 27-39.

[14] Fernandes, L., 'Teatro romano de Olisipo: a marca do novo poder romano', en Arqueologia em Portugal, 150 Anos, ed. J. M. Arnaud, A. Martins & amp C. Neves, Associação dos Arqueólogos Portugueses, Lisboa (2013) 765-773.

[15] Fernandes, L., 'Museu do Teatro Romano (2001-2013): Balanço de uma década de intervenção e novos projectos para o espaço museológico', Al-Madan 18 (2013) 51-62.

[16] Fernandes, L. Almeida, R. F., «Um Celeiro da Mitra en el Teatro Romano de Lisboa: inércias e mutações de um espaço do séc. XVI à actualidade ', en Velhos e Novos Mundos Estudos de Arqueologia Moderna, ed. A. Teixeira y J. A. Bettencourt, vol. 1, Centro de História de Além-Mar, Lisboa (2012) 111-122.

[17] Fernandes, L. Almeida, R. F. Loureiro, C., 'Entre o teatro romano e a Sé de Lisboa: evolução urbanística e marcos arquitectónicos da antiqueidade à reconstrução pombalina', Revista de História de Arte 11 (2014) 19-33.

[18] 'Tombo da Cidade de Lisboa em 1755, que está no Arquivo Nacional da Torre do Tombo, feita sobre uma copia do mesmo tombo, da letra de José Valentim de Freitas que está na Associação dos Arqueólogos, por João Marques da Silva, em Junho de 1894 ', documento, Museu da Cidade, Lisboa.

[19] Santos, T. Vaz, MF Pinto, ML Carvalho, AP, 'Caracterización de la porosidad de las baldosas cerámicas portuguesas antiguas', Construction and Building Materials 28 (2012) 104-110, https://doi.org/10.1016/j .conbuildmat.2011.08.004.

[20] «Determinação da absorção de água e da porosidade aberta», EN ISO 10545-3, Instituto Português de Qualidade (2004).

[21] Coentro, S. Trindade, R. Mirão, J. Candeias, A. Alves, L. Silva, R. Muralha, 'Azulejos de cerámica hispano-morosca del Monasterio de Santa Clara-a-Velha (Coimbra, Portugal) ', Revista de Ciencias Arqueológicas 41 (2014) 21-28, https://doi.org/10.1016/j.jas.2013.07.031.

[22] Pradell, T. Molina, G. Pla, J. Labrador, A., 'The use of micro-XRD for the study of g aze color decorations', Applied Physics A 111 (2012) 121-127, https: //doi.org/10.1007/s00339-012-7445-x.

[23] Molera, J. Vendrell-Saz, M. Pérez-Arantegui, J., 'Caracterización química y textural de esmaltes de estaño en cerámicas islámicas del este de España', Journal of Archaeological Science 28 (2001) 331-340, https: //doi.org/10.1006/jasc.2000.0606.

[24] Vendrell-Saz, M. Molera, J. Roqué-Rosell, J. Pérez-Arangueti, J., 'Esmaltes de plomo islámicos e hispano-moriscos (múdejar) en España: un enfoque técnico', Sociedad Geológica de Londres Especial Publicaciones 257 (1) (2006) 163-173, https://doi.org/10.1144/GSL.SP.2006.257.01.12.

[25] Molera, J. Vendrell-Saz, M. García-Vallés, M. Pradell, T., 'Tecnología y desarrollo del color de la cerámica vidriada con plomo hispano-moresca', Archeometry 39 (1) (1997) 23-39 , https://doi.org/10.111/j.1475-4754.1997.tb00788.x.

[26] Buxeda i Garrigós, J. (1999) 'Alteración y contaminación de cerámicas arqueológicas: el problema de las perturbaciones', Journal of Archaeological Science 26 (3) (1999) 295-313, https://doi.org/10.1006/ jasc.1998.0390.

[27] Bendaoud, R. Guilherme A. Zegzouti, A. Elaatmani, M. Coroado, J. Carvalho, ML, Queralt, I., 'Mapeo elemental de obras de tole de terracota esmaltada marroquí (Zellij) basada en micro-rayos X análisis ', Radiación aplicada e isótopos 82 (2013) 60-66, https://doi.org/10.1016/j.apradiso.2013.07.001.

[28] Manson, R. Golombek, L., 'The petrography of Iranian Safavid ceramics', Journal of Archaeological Science 30 (2003) 251-261, https://doi.org/10.1006/jasc.2002.0712.

[29] Mason, R. Tite, M., 'The beginnigs of Islamic stonepaste technology', Archaeometry 36 (1) (1994) 77-91, https://doi.org/10.1111/j.1475-4754.1994.tb01066 .X.

[30] Amorós, JL Orts, MJ Mestre, S. García-Ten, J. Feliu, C., 'Masas porosas de baldosas monococción: influencia del tamaño de partícula de cuarzo en las propiedades de las baldosas', Revista de la Sociedad Europea de Cerámica 30 (2010) 17-28, https://doi.org/10.1016/j.jeurceramsoc.2009.08.001.

[31] Ferreira, L. Conceição, D. Ferreira, D. Santos, L. Casimiro, T. Machado, I., 'Azulejos portugueses del siglo XVI del horno de Santo António da Charneca: una caracterización espectroscópica de pigmentos, esmaltes y pastas' , Revista de espectroscopia Raman 45 (2014) 838-847, https://doi.org/10.1002/jrs.4551.

[32] Molera, J. Pradell, T. Salvadó, N. Vendrell-Saz, M., "Fritas de plomo en producciones vidriadas islámicas e hispano-moroscas", en From Mine to Microscope: Advances in the Study of Ancient Technology, ed. . A. J. Shortland, I. Freestone, T. Rehren, Oxhow Books, Oxford (2009) 1-10.

[33] Tite, M. Freestone, I. Mason, R. Molera, J. Vendrell-Saz, M. Wood, N., 'Esmaltes de plomo en la antigüedad. Métodos de producción y razón de uso ', Archaeometry 40 (2) (1998) 241-260, https://doi.org/10.1111/j.1475-4754.1998.tb00836.x.

[34] Roldán-García, C. Coll, J. Ferrero, J., 'Análisis EDXRF de los pigmentos azules utilizados en la cerámica valenciana desde el siglo XIV hasta la actualidad', Revista de Patrimonio Cultural 7 (2006) 134-138, https : //doi.org/10.1016/j.culher.2006.02.003.

[35] Pérez-Arangueti, J. Montull, B. Resano, M. Ortega, JM, 'Materiales y evolución tecnológica de la cerámica antigua decorada en azul cobalto: pigmentos y patrones de trabajo en objetos vidriados de estaño de Aragón (España) de del siglo XV al XVIII d.C. ', Revista de la Sociedad Europea de Cerámica 29 (2009) 2499-2509, https://doi.org/10.1016/j.jeurceramsoc.2009.03.004.

[36] Gratuze, B. Soulier, I. Barrandon, J. Foy, D. (1995) 'El origen de los pigmentos de azul cobalto en el vidrio francés de los siglos XIII al XVIII', en Trade and Discovery: The Scientific Study of Artefactos de la Europa posmedieval y más allá, ed. D. R. Hook y D. R. M. Gaimster, British Museum Press, Londres (1995) 123-133.

[37] Gratuze, B. Soulier, I. Blet, M. Vallauri, L., «De l'órigine du cobalt: du verre à la céramique», Revue d'Archéometrie 20 (1) (1996) 77-94, https://doi.org/10.3406/arsci.1996.939.

[38] Coentro, S. M moso, JM Lima, A. Silva, A. Pais, A. Muralha, VS, 'Identificación multianayítica de pigmentos y mezclas de pigmentos utilizados en los azulejos portugueses del siglo XVII', Journal of the European Ceramic Sociedad 32 (1) (2012) 37-48, https://doi.org/10.1016/j.jeurceramsoc.2011.07.021.

[39] Molera, J. Pradell, T. Salvadó, N. Vendrell-Saz, M., 'Interacciones entre arcilla y cuerpos y esmaltes de plomo', Revista de la Sociedad Americana de Cerámica 84 (5) (2001) 1120-28, https://doi.org/10.1111/j.1151-2916.2001.tb00799.x.

[40] Pérez-Arantegui, J. Ortega, JM Escriche C., 'La tecnología de la cerámica mudéjar entre los siglos XIV y XVI: Las producciones esmaltadas de las zonas de Teruel y Zaragoza', Avances en Arqueometría 2005. Actas del VI Congreso Ibérico de Arqueometria, ed. J. Molera i Marimon, J. Frajas i Silva, P. Roura i Grabulosa y T. Pradell i Cara, Universitat i Futur, Girona (2005) 89-95.

[41] Vendrell-Saz, M. Molera, J. Tite, M., 'Propiedades ópticas de los esmaltes opacificados con estaño', Archaeometry 42 (2) (2000) 325-340, https://doi.org/10.1111/ j.1475-4754.2000.tb.00885.x.

[42] Guilherme, A. Coroado, J. Carvalho, ML, 'Caracterización química y mineralógica de esmaltes de cerámica de Coimbra (Portugal) de los siglos XVI al XIX', Química analítica y bioanalítica 395 (2009) 2051-2059, https : //doi.org/10.1007/s00216-009-3132-y.

[43] Tite, M., 'La tecnología de producción de la mayólica italiana: una reevaluación', Journal of Archaeological Science 36 (2009) 2065-2080, https://doi.org/10.1016/j.jas.2009.07.006.

[44] Molera, J. Pradell, T. Vendrell-Saz, M., 'El color de las pastas cerámicas de Carich: origen y caracterización', Applied Clay Science 13 (1998) 187-202, https://doi.org/ 10.1016 / S0169-1317 (98) 00024-6.

[45] Mirti, P., 'Sobre el uso de coordenadas de color para evaluar las temperaturas de cocción de la cerámica antigua', Archeometry 40 (1) (1998) 45-57, https://doi.org/10.1111/j.1475- 4754.1998.tb00823.x.

[46] Pradell, T. Molera, J. Salvadó, N. Labrador, A., «Micro-XRD de radiación de sincrotrón en el estudio de la tecnología del esmalte», Applied Physics A 99 (2010) 407-417, https: // doi .org / 10.1007 / s00339-010-5639-7.

[47] Hajjaji, M. Kacim, S., 'Clay-calcite mixes: sinterización y formación de fase', British Ceramic Transactions 103 (2004) 29-32, https://doi.org/10.1179/096797804225012701.

[48] ​​Rathossi, C. Pontikes, Y., 'Efecto de la temperatura y la atmósfera de combustión en cerámica hecha de sedimentos arcillosos del noroeste del Peloponeso. Parte I: Rutas de reacción, fases cristalinas, microestructura y color ', Journal of the European Ceramic Society 30 (9) (2010) 1841-1852, https://doi.org/10.1016/j.jeurceramsoc.2010.02.002.

[49] Traoré, K. Kabré, TS Blanchart, P., 'Gehlenite and anorthite crystalisation from caolinite and calcite mix', Ceramic International 29 (4) (2003) 377-383, https://doi.org/10.1016/ S0272-8842 (02) 00148-7.

[50] Duminuco, P. Messiga, B. Riccardi, M. P., 'Proceso de cocción de arcillas naturales. Algunas microtexturas y composiciones de fases relacionadas ', Termochimica Acta 321 (1998) 185-190, https://doi.org/10.1016/S0040-6031(98)00458-4.

[51] Trindade, M. J. Dias, M. I. Coroado, J. Rocha, F., 'Mineralogical transformations of calcareous rich clays with firing: a comparative study between calcite and dolomite rich clays from Algarve, Portugal', Applied Clay Science 42 (2009) 345-355, https://doi.org/10.1016/j.clay.2008.02.008.

[52] Zuluaga, M. C. Alonso-Olazabal, A. Olivares, M. Ortega, L. Murelaga, X. Bienes, J. J. Sarmiento, A. Etxebarria, N., 'Classification of glazed potteries from Christian and Muslim territories (Late Medieval Ages, IX-XIII centuries) by micro-Raman spectroscopy', Journal of Raman Spectroscopy 43 (2012) 1811-1816, https://doi.org/10.1002/jrs.4056.

[53] Carretero, M. I. Dondi, M. Fabbri, B. Raimondo, M., 'The influence of shaping and firing technology on ceramic properties of calcareous and non-calcareous illitic-chloritic clays', Applied Clay Science 20 (2002) 301-306, https://doi.org/10.1016/S0169-1317( 1)00076-X.

[54] Carvalho, A. P. Vaz, M. F. Samora, M. Pires, J., 'Characterization of ceramic pastes of Portuguese ancient tiles', Materials Science Forum 514-516 (2006) 1648-1652, https://doi.org/10.4028/www.scientific.net/MSF.514-516.1648.

[55] Pereira, S., Mimoso, J., 'Physical-chemical characterization of historic Portuguese tiles', relatório LNEC 23/2011-NPC/NMM, Laboratório Nacional de Engenharia Civil, Lisboa (2011).


Nearby cities and towns

Pena Palace in Sintra Palace of Sintra Sanctuary of Fátima Cabo Espichel Lighthouse Views from the Castle in Palmela Arrábida, Portinho beach Sintra-Cascais Natural Park Templo Romano de Évora Giraldo Square in Évora Heradade do Esporao Winery Elephant in the Lisbon Zoo

Cartagena Roman Theatre Museum

The museum exhibits items discovered in excavations in the area of the Roman Theatre in Cartagena, built between the 5th and 1st centuries BC.

The museum is part of an integral project carried out by architect Rafael Moneo that comprises the restoration of part of the city of Cartagena and its Roman Theatre, which had remained hidden for several centuries. The museum is divided between two buildings and contains archaeological items accompanied by panels explaining the Theatre’s restoration, permanent and temporary exhibitions, as well as archive and study rooms. The visit to the museum includes a guided tour of part of the city and inside the Roman Theatre itself. It has capacity for 6,000 people and played an important role at the time of Ancient Rome. It has characteristic raked seating excavated out of the rock, a wealth of decoration and a stage measuring more than 43 metres in length.


National Museum of Natural History and Science

The National Museum of Natural History and Science (Museu Nacional de História Natural e da Ciência) is part of the University of Lisbon. It is next door to the Botanical Garden (Jardim Botânico da Universidade de Lisboa). The two institutions are physically connected.
The museum is Portugal's major natural history museum and dates from 1926.
The collection at the National Museum of Natural History and Science spans over 250 years and covers various fields.


Ver el vídeo: Um teatro romano no século XXI (Mayo 2022).